Crisis en Venezuela: Guaidó desafía a Maduro y agradece apoyo internacional

Compartir

El opositor venezolano Juan Guaidó recibió este lunes un fuerte espaldarazo internacional al ser reconocido como presidente interino por casi una veintena de países europeos, a los que el gobierno de Nicolás Maduro acusó de apoyar los «planes golpistas» de Estados Unidos.

Tras expirar un ultimátum a Maduro para que convocara a nuevas elecciones presidenciales, esos países, encabezado por Francia, España, Alemania y Reino Unido, se sumaron al reconocimiento a Guaidó, dado ya por Estados Unidos, Canadá y una docena de países latinoamericanos.

Pero Italia bloqueó una declaración común de la Unión Europea (UE), según fuentes diplomáticas a la AFP en Bruselas.

«Es el reconocimiento a ustedes, venezolanos, que nunca han dejado de luchar por recuperar la democracia», dijo Guaidó, de 35 años, al agradecer los respaldos.

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez; el gobernante francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana Angela Merkel consideraron que Guaidó tiene la legitimidad para organizar unas elecciones presidenciales en el menor tiempo posible.

El gobierno venezolano anunció que revisará «integralmente» las relaciones con los países europeos que reconocieron al opositor, al acusarlos de apoyar los «planes golpistas» de Estados Unidos.

«A Venezuela no le pone ultimátum nadie, ni usted señor Pedro Sánchez ni nadie en el mundo», dijo Maduro, al tratar al gobernante español de «pelele que se puso al servicio de la política guerrerista» de Washington.

El presidente estadounidense, Donald Trump, reiteró el domingo que el uso del ejército en Venezuela es «una opción».

Rusia, uno de los mayores aliados de Maduro, rechazó «los intentos por legitimar la usurpación del poder como una injerencia directa» de los europeos, según declaró el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov.

Maduro, también respaldado por China, Turquía e Irán, asegura que Washington usa a Guaidó de «títere» para asestarle un golpe de Estado y apoderarse de la riqueza petrolera venezolana.

Polémica ayuda humanitaria.

En medio de esta crispación, los cancilleres del Grupo de Lima se reúnen este lunes en Ottawa para ratificar su apoyo a Guaidó y evaluar nuevas medidas de presión contra Maduro. El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, participará por videoconferencia.

Guaidó, el jefe del Parlamento de mayoría opositora, prepara un dispositivo de llegada de ayuda humanitaria al país. Canadá anunció este lunes una ayuda de 40 millones de dólares, que se suman a los 20 millones ofrecidos hace días por Washington.

El plan, según Guaidó, es reunir la ayuda internacional en «tres centros de acopio» de medicinas y alimentos en los vecinos Colombia y Brasil y en una isla caribeña, y exigir a los militares que dejen entrar esa ayuda.

Maduro considera la ayuda humanitaria como la puerta a una intervención militar de Estados Unidos, y tilda a los opositores de «mendigos del imperialismo».

El conflicto político en Venezuela se vive en medio de una severa crisis económica, con hiperinflación y escasez de alimentos y medicinas, que provocó el éxodo de unos 2,3 millones de personas desde 2015, según la ONU.

Además, la petrolera PDVSA está en default y su producción en caída libre, estrangulada ahora por sanciones de Estados Unidos que embargarán la compra de petróleo venezolano a partir del 28 de abril.

Guaidó anunció este lunes que pedirá ayuda humanitaria a la UE y la protección de activos venezolanos.

Tratando de parar la arremetida de Guaidó, Maduro impulsa ahora adelantar de 2020 a este año las legislativas, apostando a que la oposición pierda el único poder que controla.

Mientras, Guaidó ofrece amnistía a los militares intentando volcar la Fuerza Armada, principal sostén de Maduro, que empieza a mostrar fisuras. El sábado, un general de la Aviación Militar se convirtió en el uniformado activo de mayor rango en reconocer al opositor.

Grupo de contacto.

Guaidó se autoproclamó presidente interino el 23 de enero luego de que el Parlamento -de mayoría opositora- declarara a Maduro de «usurpador» por haber sido reelegido en unas elecciones cuestionadas dentro de Venezuela y por parte de la comunidad internacional.

Buscando una salida pacífica a la crisis, un grupo de contacto internacional integrado por la UE y cinco países latinoamericanos (Bolivia, Costa Rica, Ecuador, México y Uruguay), anunció una primera reunión el jueves en Montevideo.
El secretario general del organismo, Antonio Guterres, anunció que la ONU no se sumará al grupo que se reunirá en Uruguay «para dar credibilidad» a su «oferta de buenos oficios a las partes».

El gobernante socialista quiere que del grupo consultivo «surja una mesa de diálogo». Pero el líder opositor dice que no se prestará a diálogos «falsos» que den oxígeno al régimen.

Maduro escribió al papa Francisco para pedirle «su mejor esfuerzo, su voluntad» para ayudar en un diálogo, según una entrevista difundida el lunes por el canal italiano SkyTG24.

Tras dos multitudinarias manifestaciones, el opositor afirma que seguirán las protestas «hasta que cese la usurpación» -sin descartar que se dirijan al palacio presidencial de Miraflores- y anunció una marcha para el 12 de febrero.

Sé el primero en comentar en «Crisis en Venezuela: Guaidó desafía a Maduro y agradece apoyo internacional»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*