En pleno enero, ya advierten que está “en riesgo” el inicio de las clases en marzo

Compartir

Así lo dijeron desde ATE tras una reunión con funcionarios. El gremio protesta por la disolución de una unidad que estaba a cargo de las obras y el mantenimiento de las escuelas. Además, les resultó “altamente insatisfactorio” el informe en infraestructura que presentó el ministerio de Educación provincial.

La disolución de un organismo provincial que estaba a cargo de obras y mantenimiento de las escuelas podría convertirse en el puntal del próximo conflicto que impida el inicio de las clases en la provincia de Buenos Aires, previsto para el 05/03.

Tras la reunión de la mesa técnica en la que intervinieron funcionarios y sindicatos, desde ATE advirtieron que “está en riesgo” el comienzo del ciclo lectivo. Carlos Díaz, secretario adjunto del gremios de estatales en su versión bonaerense dijo que el informe que presentaron desde el ministerio de Educación en materia de infraestructura resultó “altamente insatisfactorio”.

Eso se suma a las quejas por la disolución de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP), con el consecuente despido de unos 200 trabajadores, según denuncian.

“La decisión de disolver la Unidad Ejecutora Provincial, despedir a más de 100 trabajadores del organismo, sumado al informe altamente insatisfactorio en respuesta a un pedido hecho desde el Frente de Unidad Docente y ATE por la reincorporación de los despedidos de la UEP, concluye que no hay un plan de obras para resolver la crisis educativa en este aspecto”, dijo Díaz, de acuerdo a un comunicado.

“A partir del informe que realizó la DGCyE en materia de infraestructura está en riesgo el inicio del clases el próximo 05/03”, sentenció el dirigente.

El Frente de Unidad Docente que menciona Díaz es el que está conformado por los gremios de maestros, incluido Suteba, que dirige Roberto Baradel.

A finales de 2017 y por una resolución del gobierno de María Eugenia Vidal se disolvió la UEP y se les informó a algunos de sus trabajadores que serán reubicados en otras reparticiones. En tanto que llegarían a 200 los trabajadores que no obtendrían un nuevo puesto.

Desde el ministerio de Educación provincial aclararon que la medida fue estrictamente de orden administrativa, mientras que las obras tendrán continuidad en distintas áreas del ministerio. Desde la cartera dijeron que el motivo del cierre de la UEP fue “la superposición de tareas y funciones en distintas” entre el organismo y el ministerio que dirige Gabriel Sánchez Zinny.

El ministerio informó que a partir de este añotodas las obras se ejecutarán desde la Dirección Provincial de Infraestructura Escolar (DPIE) y la Subsecretaría Administrativa. Aclararon además en un comunicado que “los trabajadores mantenían una relación con el área mediante contratos anuales que vencieron el 31 de diciembre de 2017”. “La mayoría de ellos serán reubicados y se les asignarán nuevas tareas dentro del Ministerio de Educación bonaerense”, agregaron.

No obstante, según Díaz, las funciones de la UEP fueron delegadas a los intendentes quienes deberán aportar los fondos para realizarlas. Señaló que “desde hace muchos años venimos denunciando esta crítica situación y hoy desde Educación se ha delegado en los intendentes la responsabilidad de aportar los fondos para el mejoramiento y construcción de las escuelas en la provincia de Buenos Aires. Esto es un largo debate que viene del Fondo Educativo, la Ley de Presupuesto y la Ley de Responsabilidad Fiscal para los municipios que desde ATE rechazamos”.

“Desde ATE volvimos a exigir la reincorporación de los trabajadores despedidos, la apertura de paritarias y la discusión de un plan de trabajo con seriedad en relación a las políticas públicas, de Estado y educativa en la provincia de Buenos Aires”, concluyó Díaz.

Sea el primero en comentar en "En pleno enero, ya advierten que está “en riesgo” el inicio de las clases en marzo"

Deje su Comentario

Your email address will not be published.


*