Los cuadernos K y la posibilidad de que Cristina caiga presa.

Compartir

La causa de los cuadernos de las coimas generó malestar en el kirchnerismo. Mientras cerca de las filas de la ex Presidenta comienzan a aceptar que podría terminar presa -siempre como una operación hecha en tándem entre la Justicia y el Gobierno-, la confesión que hizo este jueves Juan Manuel Abal Medina cayó como una bomba en la interna de ese espacio.

El clima ya venía caldeado y Luis D’Elía había anticipado que en unos días se sabría “cuál es el destino” de Cristina Kirchner, mientras llamó a generar “un nuevo 17 de octubre” en caso de que quieran meterla presa.

En su programa de radio, D’Elía cargó contra el senador Miguel Ángel Pichetto por querer habilitar los allanamientos a la casa de la ex Presidenta. En ese sentido, habló de un “enorme show del macrismo, transmitiendo en cadena nacional, aunque no encuentren nada en la casa de Cristina”.

“Si a Cristina la meten en cana a ella va a ser el gran aglutinador y estaremos a las puertas de un nuevo 17 de octubre”, lanzó el piquetero, en aceptando una realidad de la que se habla en el círculo íntimo de Cristina, donde ven factible que termine en la cárcel.

Distintas fuentes del kirchnerismo coincidieron en diálogo con LPO que existe la “posibilidad” de que a Cristina quieran meterla presa porque consideran que la Justicia -siempre “funcional” al Gobierno, para desviar la atención de la crisis económica- apunta a ella como objetivo final. Sin embargo, aseguraron que no se quedarán quietos si eso sucede. “Las bases sociales vamos a salir a la calle”, dijeron desde la juventud que rodea a la ex Presidenta, en línea con el llamado de D’Elía.

Constitucionalistas afirman que aún presa, Cristina podría ser candidata a presidenta

Este jueves, la confesión de Abal Medina -que admitió que hubo dinero negro de empresarios para financiar la campaña electoral de 2013- armó un revuelo y enseguida salió a cuestionarlo Aníbal Fernández, al sostener que con sus dichos se reconoce como “autor de delito de lavado de dinero”.

“Si Abal Medina reconoce haber recibido dinero en negro para la campaña, inexorablemente se confiesa autor del delito de lavado de dinero, a poco que utilizó esos ingresos en la campaña”, tuiteó Fernández, que ocupó su mismo cargo entre 2009 y 2011, y también en 2015.

Sea el primero en comentar en "Los cuadernos K y la posibilidad de que Cristina caiga presa."

Deje su Comentario

Your email address will not be published.


*