Macri, Vidal y Larreta recorrieron la megaobra de Riachuelo

Compartir

Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta recorrieron las obras del Sistema Riachuelo, el mayor proyecto del Estado Nacional en cuanto a obra pública. En tono electoral, el Presidente buscó diferenciarse del kirchnerismo: «empezamos 1.800 obras y no hubo ruido ni cuadernos», dijo.

La construcción del Sistema Riachuelo -que lleva adelante Agua y Saneamientos Argentinos S.A. (AySA)- es el proyecto más ambicioso en materia de saneamiento de los últimos 70 años. Además, el mayor plan de saneamiento financiado por el Banco Mundial en Latinoamérica, con una inversión de 1200 millones de dólares.

Bajo el Río de la Plata, a 45 metros de profundidad, la tunelera Beatriz ya construyó seis de los 12 kilómetros que tendrá el emisario subfluvial, uno de los cinco emisarios más extensos del mundo.

Ese megaconducto de 5,10 metros de diámetro será el encargado de transportar los efluentes cloacales tratados de 4,3 millones de habitantes del Área Metropolitana.

«Estamos muy entusiasmados por hacer lo que debió llegar hace mucho tiempo, pero llegó a partir de 2015. Estas obras, postergadas, que no avanzaban, expresan lo que queremos para la Argentina: hacer lo que no se ve pero que importa. Los gobiernos pueden cambiar, pero son obras que se quedan para siempre», dijo Vidal.

También en tono de campaña, la Gobernadora aseguró que «en la Provincia ya llevamos más de 1.800 obras que se iniciaron y terminaron en los 135 municipios. En ninguna de esas 1.800 obras hubo una sola duda o denuncia de corrupción».

La construcción del emisario prevé dos tramos. Un conducto de transporte en forma de túnel de poco más de 10 kilómetros que se extenderá desde la salida de la estación de bombeo de la Planta Riachuelo hacia una dirección general Sudoeste-Noreste.

El otro tramo de difusión de 1,5 kilómetro tendrá 34 difusores que permitirán completar el tratamiento. La totalidad de los 12 kilómetros de túnel serán construidos mediante una máquina tunelera y colocación simultánea de dovelas prefabricadas.

En paralelo avanza la construcción de una planta de tratamiento que funcionará en Dock Sud y procesará 2.300.000 metros cúbicos por día, lo que equivale a siete estadios de fútbol llenos de desechos cloacales.

Esa gran cantidad de desechos líquidos llegará a Avellaneda a través de otro túnel, el Colector Margen Izquierda, un conducto que recorrerá casi 11 kilómetros del sur de la ciudad de Buenos Aires, desde Villa Riachuelo hasta La Boca, a 20 metros de profundidad promedio.

«Esta es una obra impresionante, una de las más importantes que se están haciendo en Latinoamérica, que va beneficiar a más de cuatro millones bonaerenses y porteños. Esto genera mucha satisfacción ya que va a impactar positivamente en la salud y va a mejorar la calidad de vida de los habitantes de toda esta zona», afirmó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Una vez finalizada la obra, dentro de un plazo de unos cinco años, 4.3 millones de personas estarán conectadas al nuevo sistema de red cloacal. Asimismo, la iniciativa generará 1500 puestos de trabajo en sus picos máximos de ejecución simultánea.

Sé el primero en comentar en «Macri, Vidal y Larreta recorrieron la megaobra de Riachuelo»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*