Militares brasileños temen que China intente instalar un base en Argentina

Compartir

Militares brasileños trazaron varios escenarios de posibles conflictos para 2040 en Sudamérica, entre ellos un intento de China de instalar una base militar en Argentina y una avanzada de la «enemiga» Francia para crear una república indígena en la Amazonía de Brasil, donde, según un documento del Ministerio de Defensa, podrá haber una base de Estados Unidos.

El documento, revelado por el diario Folha de Sao Paulo, se llama «Escenarios de Defensa 2040» y fue realizado con las perspectivas de 500 militares de las tres Fuerzas Armadas durante el primer año de gobierno del presidente Jair Bolsonaro, un ex capitán del Ejército.

El Ministerio de Defensa confirmó la existencia del documento, producto de consultas en todos los cuarteles del país, tanto del Ejército, Fuerza Aérea y Marina.

EL PRINCIPAL ENEMIGO

Varias hipótesis coinciden con los conceptos del dirigente ultraderechista, como la posible visión de Francia de ocupar la Amazonía más allá de Guyana Francesa, para salir en defensa de los indígenas yanomamis, también en la frontera con Venezuela.

Francia sería el principal enemigo de Brasil en 2040, según el documento, luego de que en 2019 Bolsonaro y el presidente francés, Emmanuel Macron, se enfrentaron por los incendios amazónicos.

También en esas hipótesis están confirmadas las líneas bolsonaristas de diplomacia: Estados Unidos e Israel serán aliados militares y proveerán un escudo contra misiles balísticos a Brasil para defenderse de Venezuela.

El documento prevé también un escenario bélico entre Venezuela y Colombia y entre Bolivia y Chile, además de una invasión brasileña a la región oriental boliviana de Santa Cruz de la Sierra para proteger a los hacendados brasileños.

En el documento no faltan escenarios distópicos, como un ataque «terrorista» con armas biológicas en shows multitudinarios como Rock in Rio, dentro de 20 años.

Respecto de Argentina, el documento del Ministerio de Defensa indica que el principal socio regional de Brasil ya habrá superado sus crisis económicas y que Brasil logrará interceder para evitar que China instale una base militar en 2034.

El documento dice que el escenario tiende a la bipolaridad entre China y Estados Unidos y que los estadounidenses lograrán instalar bases militares en la región, incluido el propio Brasil.

La política de defensa nacional trazada en el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, hoy opositor, a partir de 2003 estuvo basada en la cooperación con Francia, que forma parte del programa de submarinos de la Marina para proteger las costas y los pozos petroleros submarinos.

Al punto que la tecnología francesa del submarino a propulsión nuclear es francesa.

El documento sobre escenarios de los próximos 20 años incluye que en 2035 Francia puede pedir a la ONU una intervención en la región ianomami anunciando «apoyo al movimiento de emancipación del pueblo indígena».

El documento parece ir en la misma línea que el proyecto de ley enviado este miércoles por Bolsonaro al Congreso para permitir la extracción de minerales, agro y tala en las reservas indígenas brasileñas, que fue calificado por ambientalistas como una «masacre anunciada».

Según la Comisión Nacional de la Verdad divulgó en 2014, unos 8.000 indígenas fueron asesinados por la dictadura militar brasileña en la construcción de la carretera Transamazónica y la instalación de hacendados del sur del país en el norte para poblar.

La selva amazónica -de la cual Brasil posee el 60 por ciento- es vista por el Ejército brasileño como una continuación lineal de la colonización del centro y norte del país.

«Integrar para no entregar» es la teoría lanzada en el libro «Aspectos Geográficos Sudamericanos, de 1931, escrito por el capitán Mario Travassos.

En los años ochenta, con el avance de las relaciones bilaterales con Argentina y luego del Mercosur, se inició un proceso de retroceso de los cuarteles del Ejército del sur de Brasil, cerca de las frontera con Misiones y Corrientes.

Esto es porque las nuevas hipótesis de conflicto se situaron en la Amazonia (Brasil hace frontera allí con Surinam, Guyana, Guyana Francesa, Venezuela Perú, Colombia y Bolivia). Y sobre todo porque en Colombia, Perú y Bolivia son los mayores productores de cocaína del mundo.

Bolsonaro acusó a Macron en setiembre de afectar la soberanía brasileña al criticar la acción contra los incendios en la selva sudamericana. Ese mismo espíritu de Bolsonaro, que cedió la base especial de Alcántara en el estado de Maranhao, a Estados Unidos, tras un acuerdo de marzo de 2019 en la Casa Blanca, aparece en el documento del Ministerio de Defensa.

La hipótesis con Venezuela en conflicto aparece también porque Brasil piensa que Rusia tendrá una base allí y defenderá a Caracas en una posible invasión a su vecina Guyana por un territorio en disputa. (Fuente Telam).

Sé el primero en comentar en «Militares brasileños temen que China intente instalar un base en Argentina»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*