Sampaoli , el árbol y el bosque: Acerca del alcohol, el fútbol y la hipocresía, la Publicidad de Bebidas Alcohólicas.

Compartir

Opinión por Walter Martello

Cervecería y Maltería Quilmes es sponsor oficial de la Selección argentina de fútbol desde hace más de 21 años, con contratos que se renegocian después de cada Mundial.
Pero es más fuerte la apuesta al fútbol de todos los domingos. De hecho el certamen se llama “Superliga Quilmes Clásica”. El contrato con la marca, que auspicia a la AFA y la selección Argentina desde 1996, tendrá vigencia por las próximas tres ediciones del torneo, finalizando a mediados del 2020, y de acuerdo a algunos medios alcanza un valor de $ 50 millones por tres temporadas con opción a una cuarta.

Son parte de los más de $ 800 Millones que invierte la industria del alcohol en publicidad.

En el mes de Marzo del año 1997 fue sancionada la Ley 24.788, Ley Nacional de Lucha Contra el Alcoholismo, ley reglamentada en Marzo del año 2009 por intermedio del Decreto 149/2009. Esta ley prohíbe en su artículo 6º la publicidad o incentivo de consumo de bebidas alcohólicas que: “a) Sea dirigida a menores de dieciocho (18) años; b) Utilicen en ella a menores de dieciocho (18) años bebiendo; c) Sugiera que el consumo de bebidas alcohólicas mejora el rendimiento físico o intelectual de las personas; d) Utilice el consumo de bebidas alcohólicas como estimulante de la sexualidad y/o de la violencia en cualquiera de sus manifestaciones.”

En el caso del Fútbol en la Argentina ,la asociación del alcohol con todo tipo de elementos y valores positivos premisa fundamental parece obviar estos valores sobre todo en la espctacularización de la Selección Nacional de Fútbol y el mayor evento denominado Superliga, donde hasta e trofeo lleva la marca de la más importante cerveza nacional, que habría aportado 50 millones de pesos para su sponzorizacion.

Todos reconocemos que la publicidad pueden ser asimilados por grupos especialmente vulnerables como los jóvenes, en los que pueden favorecer la adquisición de modelos nocivos de consumo de alcohol; por otra parte la escasa información objetiva sobre drogas institucionalizadas como el alcohol o el tabaco, de la que adolece la población en general favorece la aceptación de los mensajes emitidos desde el ámbito publicitario.

Datos de un reporte de Ad-Media y la central de medios Mindshare de 2016, muestran además que de ese total de la inversión publicitaria, siempre para Bebidas Alcohólicas, el 84% se destinó a Televisión. Y dentro de este porcentaje, la TV Cable recibió el 13%, tres puntos más que en 2014.

Junto a estos aspectos de la inversión publicitaria en TV es interesante advertir la creciente presencia de los medios digitales. En 2015 los usuarios únicos de internet en Argentina llegaron a 29 millones, esto es el 67% de la población del país. Este número representa un crecimiento de 7% respecto del año anterior y de casi 35% respecto de 2011. Junto a esta evolución en cantidad de usuarios, la inversión en medios digitales creció aún más: se incrementó 91% respecto de 2014.

La publicidad del alcohol tiene el potencial de mostrar al consumo como socialmente deseable, o para promover actitudes a favor del alcohol, de reclutar nuevos bebedores e incrementar la ingesta entre bebedores actuales. Los mensajes de la publicidad del alcohol muchas veces ignoran los efectos negativos del alcohol como son los riesgos sociales y para la salud.

En síntesis, la publicidad de bebidas alcohólicas favorece intencionalmente una valoración positiva del producto que intenta vender así como del acto mismo de consumo de alcohol fomentando una actitud positiva y permisiva hacia dicho consumo, a la vez que omite las consecuencias negativas que ocasiona su consumo abusivo.

Regular la publicidad de las bebidas alcohólicas es solo una pequeña parte de la lucha contra el consumo abusivo de alcohol. La gran tarea pasa por la educación de los jóvenes y la información de la sociedad. Por eso esta propuesta plantea incorporar a la currícula escolar proyectos y programas orientados a informar a los alumnos sobre los efectos perjudiciales para la salud producidos por el consumo abusivo de alcohol así como de sus efectos sociales (violencia, delito, violencia familiar, accidentes de tránsito, accidentes laborales, pero fomentarla desde los eventos deportivos es un enorme retroceso cuando muchos países de la región ya han adoptado legislación al respecto.

Sé el primero en comentar en «Sampaoli , el árbol y el bosque: Acerca del alcohol, el fútbol y la hipocresía, la Publicidad de Bebidas Alcohólicas.»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*