Ir al contenido

600 manifestantes detenidos en Myanmar liberados


Foto: Archivo

YANGON: Myanmar liberó a más de 600 detenidos golpistas el miércoles, incluido un fotógrafo de Associated Press arrestado mientras cubría manifestaciones, luego de una nueva indignación por las brutales represiones contra los manifestantes.

El régimen ha desatado una ola de violencia mortal mientras lucha por sofocar las protestas a nivel nacional contra el derrocamiento y arresto del 1 de febrero del líder civil Aung San Suu Kyi.

La mujer de 75 años debía tener una audiencia judicial el miércoles en la capital de Myanmar, Naypyidaw, por cargos criminales que podrían verla excluida permanentemente de un cargo político.

Pero su abogado, Khin Maung Zaw, dijo que la audiencia se aplazó hasta el 1 de abril debido a problemas con las videoconferencias causados ​​por un cierre de Internet impuesto por la junta.

En el centro comercial de Yangon, el fotógrafo de AP Thein Zaw, de 32 años, que fue arrestado el mes pasado mientras cubría una protesta, fue liberado de la prisión de Insein.

“Ahora estoy de regreso a casa para reunirme con mi mamá. Estoy bien de salud”, dijo Thein Zaw a la AFP.

“El policía que me demandó retiró su cargo, por eso me dejaron en libertad incondicional”.

El vicepresidente de titulares.ar" 3169 target="_self">noticias internacionales de la AP, Ian Phillips, dijo que la agencia estaba “profundamente aliviada” por la liberación de Thein Zaw.

Había sido acusado de “difundir titulares.ar" 3169 target="_self">noticias falsas”, junto con otros cinco periodistas que fueron detenidos el mismo día y siguen bajo custodia.

Por otra parte, el fotoperiodista polaco Robert Bociaga, que también fue arrestado mientras cubría las protestas, fue liberado después de casi quince días detenido, dijo a la AFP el miércoles, y agregó que estaba listo para ser deportado.

Más noticias en la Web  Biden critica a la Corte Suprema 'extremista' por 'trágico error' sobre el aborto

‘Huelga silenciosa’

La liberación de Thein Zaw se produjo horas después de que más de 600 personas detenidas por protestar contra el golpe fueran liberadas de la misma cárcel.

“Hoy liberamos a 360 hombres y 268 mujeres de la prisión de Insein”, dijo a la AFP un alto funcionario penitenciario bajo condición de anonimato, antes de la liberación del fotógrafo de AP.

El abogado Khin Maung Myint, que se encontraba en la prisión de Insein para la audiencia de otros dos clientes, dijo que 16 autobuses llenos de personas salieron de la cárcel a las 10 am hora local (0400 GMT).

Los medios locales mostraron imágenes de los prisioneros en los autobuses mostrando el saludo de tres dedos, una señal de resistencia para el movimiento antigolpista, mientras la gente que esperaba fuera de la prisión los saludaba y les devolvía el gesto.

Los activistas pidieron una “huelga silenciosa” a nivel nacional el miércoles, y las calles estaban desnudas en las ciudades de Yangon y Naypyidaw.

En la ciudad sureña de Myeik, se colocaron hileras de muñecas a lo largo de las carreteras, con pequeños carteles que decían “Necesitamos democracia” y “Deseamos que la Madre Suu esté sana”.

Al menos 20 niños asesinados

Hubo caos durante la noche en Mandalay con barricadas en llamas, arrestos, casas allanadas por las fuerzas de seguridad, golpizas y ametralladoras resonando en varios vecindarios, informaron los medios locales.

Tres personas murieron el martes, incluida la niña Khin Myo Chit, de siete años, asesinada a tiros en su casa en Mandalay, según la Asociación de Asistencia para Prisioneros Políticos (AAPP), un grupo de monitoreo local.

Más noticias en la Web  COVID-19 deja al descubierto la desigualdad social, dice el jefe de la ONU, ya que las dosis de COVAX superan los 36 millones |

El hermano del niño también fue golpeado en la cabeza con un arma, torturado y arrastrado, agregó la AAPP.

El grupo de ayuda Save the Children y la AAPP dicen que al menos 20 personas menores de 18 años han muerto en la represión.

Las Naciones Unidas dijeron después de la liberación de los detenidos que están pidiendo la liberación de todos los detenidos arbitrariamente, incluidos el presidente U Win Myint y Suu Kyi.

“Seguimos preocupados por las detenciones arbitrarias en curso, incluidas las de periodistas y líderes de la sociedad civil”, dijo el portavoz adjunto de la ONU, Farhan Haq.

Se espera que hasta 7.000 refugiados huyan de los disturbios en los centros urbanos del país a finales de abril, según la Unión Nacional Karen (KNU), un grupo rebelde étnico que controla el territorio en el estado de Karen sureste cerca de la frontera con Tailandia.

Cientos de personas ya han huido a sus áreas de control, dijo a la AFP el secretario general de la KNU, Saw Tah Doh Moo.

La junta de Myanmar defendió el martes su represión de siete semanas, insistiendo en que no toleraría la “anarquía”.

La AAPP ha verificado 275 muertes desde el golpe, pero advierte que la cifra podría ser mayor y dice que más de 2.800 personas han sido detenidas.

El portavoz de la Junta, Zaw Min Tun, calculó el número de muertos en 164 y calificó a las víctimas de “terroristas violentos” en una conferencia de prensa el martes en Naypyidaw.

Reclamaciones de injerto de Suu Kyi

Suu Kyi enfrenta varios cargos criminales, incluso por poseer walkie-talkies sin licencia y violar las restricciones de coronavirus al organizar un evento de campaña el año pasado.

Más noticias en la Web  Los casos diarios de COVID-19 en Nueva Zelanda alcanzan un récord

También está siendo investigada por acusaciones de corrupción.

Su abogado dice que todavía no ha podido hablar con ella en privado.

La junta alega que el primer ministro de Yangon detenido confesó haberle dado a Suu Kyi 600.000 dólares en efectivo, junto con más de 11 kilogramos (680.000 dólares) de oro.



Source link