mié. May 22nd, 2024



A petición del Secretario General, el Coordinador de Ayuda de Emergencia de la ONU, Martin Griffiths, visitó el país, donde habló con Mullah Baradar y otras autoridades talibanes sobre cuestiones humanitarias, dijo Stéphane Dujarric, portavoz del jefe de la ONU, en un comunicado.

Durante la reunión, el Sr. Dujarric transmitió que el Coordinador de Socorro pidió la protección de todos los civiles, “especialmente las mujeres y las niñas y las minorías”, en todo momento.

Compromisos humanitarios

Según el portavoz de la ONU, el Sr. Griffiths también expresó su solidaridad con el pueblo de Afganistán y reiteró el compromiso de la comunidad humanitaria de “brindar asistencia y protección imparcial e independiente” a “millones de personas necesitadas”.

Mientras tanto, las autoridades talibanes prometieron la seguridad del personal humanitario, garantizaron el acceso humanitario a las personas necesitadas y la libertad de movimiento para los trabajadores humanitarios tanto hombres como mujeres.

“Las autoridades se comprometieron a cooperar con la comunidad humanitaria para garantizar que se brinde asistencia al pueblo de Afganistán”, dijo el Sr. Dujarric, y señaló que se esperan más reuniones en los próximos días.

Manteniendo la promesa

El Sr. Griffiths también se reunirá con los representantes de las agencias de la ONU y otras organizaciones humanitarias en el país, para transmitirles el agradecimiento de la Organización por su dedicación para permanecer y ayudar a ocho millones de personas este año.

“Como Afganistán se enfrenta a una inminente catástrofe humanitaria, el Secretario General ha convocado una reunión ministerial de alto nivel para abordar las crecientes necesidades humanitarias en el país ”, dijo el Sr. Dujarric.

El portavoz agregó que se requiere un aumento urgente de la financiación para que “la operación humanitaria que salve vidas pueda continuar” y subrayó que la Organización continúa “solidarizándose con el pueblo de Afganistán”.

Situación sombría

Hoy en Afganistán, la mitad de la población, o 18 millones de personas, dependen de la ayuda humanitaria para sobrevivir, según el portavoz de la ONU. Un tercio no sabe de dónde vendrá su próxima comida.

Además, más de la mitad de todos los niños menores de cinco años corren riesgo de desnutrición aguda, ya que la segunda sequía grave en cuatro años amenaza con provocar más hambre en los próximos meses.

“Ahora mas que nunca, el pueblo de Afganistán necesita el apoyo y la solidaridad de la comunidad internacional”, Concluyó la declaración del Portavoz de la ONU.



Fuente de la Noticia