Categorías
Internacionales

El alto el fuego de tres días comienza antes de posibles conversaciones




Source link

Categorías
Internacionales

Arabia Saudita, los países europeos marcan Eid-ul-Adha ‘socialmente distanciado’




Source link

Categorías
Internacionales

Los peregrinos realizan rituales finales de Hayy




Source link

Categorías
Internacionales

Los casos mundiales de coronavirus cruzan 17 millones




Source link

Categorías
Internacionales

Tomará medidas si Irán termina el embargo de armas, dice Mike Pompeo




Source link

Categorías
Internacionales

La salud debe anteceder a la economía, insiste el alto funcionario de la ONU para América Latina y el Caribe |


En una extensa entrevista con la jefa de comunicaciones de la ONU, Melissa Fleming, la Sra. Bárcena expresó su preocupación por el impacto desproporcionado que la pandemia está teniendo en los pueblos indígenas de la región, en términos de los riesgos para la salud que enfrentan; compartió su temor de que la sabiduría y el conocimiento de estas comunidades esté desapareciendo; y su consternación ante el aumento de la desigualdad y la pobreza, luego de un período en el que se han hecho progresos en ambos frentes.

Esta entrevista ha sido editada por su extensión y claridad.

(Alicia Bárcena) “Este es un mal momento para esta región: somos el epicentro de la pandemia y las tasas de pobreza extrema están aumentando. Se espera que la pobreza afecte a casi 230 millones de personas en esta región, y casi 95 millones de ellos estarán en extrema pobreza. Cuando nos fijamos en quiénes son estas personas, estamos hablando principalmente de pueblos indígenas, y más de la mitad son mujeres, que también están muy afectadas por la crisis.

También nos enfrentamos a una falta de liderazgo en el mundo, para centrarnos en este ‘mal público’: necesitamos liderazgo, no necesitamos que cada país se concentre en sus propios problemas. Necesitamos cooperación, necesitamos acción colectiva “.

(Melissa Fleming) Eres de México y creciste allí. ¿De dónde viene su preocupación particular por los pueblos indígenas?

(Alicia Bárcena) “Soy biólogo de formación, botánico, y comencé mi carrera trabajando con una comunidad indígena en la región maya. Aprendí de ellos los nombres de las plantas y para qué estaban usando las plantas. Tienen una percepción del mundo que es totalmente diferente de la nuestra, con lo que me refiero a la del mundo occidental. Tienen una visión muy clara de que somos parte de la naturaleza y no estamos aquí para conquistar la naturaleza.

Antonia Benito

Un grupo de mujeres mayas poqomam en Guatemala.

Me temo que al no proteger a los pueblos indígenas, perderemos su conocimiento, su sabiduría, su visión de la biodiversidad del mundo, del futuro y su respeto por el pasado de los antepasados.

Y me preocupan las comunidades de la región amazónica, donde estamos perdiendo tantas hectáreas de bosque y donde las comunidades están en riesgo. No tienen acceso a atención médica o agua limpia, y han sido marginados de la mejor tierra.

(Melissa Fleming) En su región, había estado celebrando una enorme cantidad de progreso en la reducción de la pobreza, y luego golpeó COVID-19, revirtiendo estos logros. ¿Cómo te hace sentir eso?

(Alicia Bárcena) “Francamente, muy frustrado. Esta región comenzó a ver una reducción en la desigualdad, por primera vez, en 2002.

Esto se debió en parte a que había un liderazgo progresivo, con gobiernos que realmente estudiaron el proceso de reducción de la pobreza. Y progresamos mucho. La región pudo sacar a unos 60 millones de personas de la pobreza.

Los problemas actuales no comenzaron con la pandemia. Vimos que la tendencia en la reducción de la pobreza comenzó a revertirse, en 2014. Tuvimos un crecimiento muy mediocre, con programas de austeridad fiscal para evitar que esta región se endeudara aún más.

Y ahora, con la pandemia, nos enfrentamos a una situación muy delicada y, creo, una crisis que es aún peor que la que enfrentamos en la década de 1980: vamos a ver muchos más caer en la pobreza que nunca antes, probablemente alrededor de 230 millones de personas “.

FAO / Ubirajara Machado

Los niños comen una comida en su escuela que participa en un programa de alimentación escolar en América Latina y el Caribe.

(Melissa Fleming) En muchos países de su región, la ciencia en torno a la pandemia está siendo distorsionada, incluso por los líderes políticos. Como alguien que se formó como científico, tengo curiosidad, ¿cómo reaccionas ante esto?

(Alicia Bárcena) “Hay muchas cosas sobre esta pandemia que no sabemos, y, en cierto modo, esta pandemia ha traído de vuelta la importancia de la evidencia científica y el conocimiento. Intento leer todo lo que pueda sobre este virus y cómo se está comportando la pandemia.

La ciencia tiene que ser la base de nuestra toma de decisiones cuando, por ejemplo, queremos reabrir nuestras economías. No existe un dilema salud / economía: los problemas de salud tienen que ser lo primero. Es por eso que necesitamos apoyar los ingresos básicos de las personas, porque esto no va a ser una crisis a corto plazo ”.

(Melissa Fleming) ¿Hay algún tipo de revestimiento de plata? ¿Hay algo que te dé alguna esperanza?

(Alicia Bárcena) “Espero que sea posible construir un nuevo contrato social, una conversación diferente entre el estado, el sector privado y la sociedad civil. Realmente creo que necesitamos personas para ponerse de pie y hablar.

Tengo mucha fe en las comunidades locales, cómo muestran solidaridad. Creo que hay muchas esperanzas de que podamos unirnos para participar en una acción más cooperativa y colectiva. Porque esa es la única forma en que vamos a salir de esto “.




Fuente de la Noticia

Categorías
Internacionales

Día mundial contra la trata de personas destaca el papel esencial de los socorristas |


“Estas son las personas que trabajan en diferentes sectores: identificar, apoyar, asesorar y buscar justicia para las víctimas de la trata, y desafiar la impunidad de los traficantes”, dijo el secretario general de la ONU, António Guterres, en su mensaje del día, que se observa anualmente cada 30 de julio.

‘True shift’ necesario

Su papel solo se ha vuelto más importante en el contexto de COVID-19, particularmente porque las restricciones de viaje han impuesto nuevos peligros a las víctimas, que a menudo son vendidas para explotación sexual, trabajo forzado, mendicidad forzada, matrimonio forzado y extracción de órganos, entre otras actividades.

“Se necesita un verdadero cambio en la prevención y la lucha contra la trata, que debe inspirarse genuinamente en una agenda de derechos humanos para ser realmente eficaz”, dijo Maria Grazia Giammarinaro, Relatora Especial sobre trata de personas, especialmente mujeres y niños, que Dijo que muchos de los explotados en el comercio sexual se dejan morir de hambre por sus captores durante los bloqueos.

Además, dijo que los trabajadores considerados esenciales durante la crisis de COVID-19 se han visto obligados a trabajar bajo presión, durante largas horas sin las medidas de seguridad adecuadas. “El impacto de la pandemia confirma que la tendencia sigue siendo, y aún más hoy, hacia el aumento de la explotación severa”, confirmó.

Cuando 2020 marca el vigésimo aniversario del “Protocolo de Palermo” de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, el principal instrumento internacional contra la trata, llamó la atención sobre la explotación masiva que pasa desapercibida en muchos sectores. Se está convirtiendo en un “componente sistémico de nuestras economías, en todo el mundo”.

Una nueva vision

Pidió un enfoque de derechos humanos, que requeriría reformas a la legislación internacional y nacional, comenzando con las obligaciones de diligencia debida de los Estados y las empresas, que deberían ser vinculantes, incluso en sus cadenas de suministro.

Mientras tanto, a las personas víctimas de la trata y explotadas se les debe permitir apelar las decisiones negativas sobre el estado de residencia y la asistencia, dijo, con el principio de no castigo aplicado a cualquier actividad ilícita en la que estas personas hayan estado involucradas como consecuencia directa de su trata. Y las leyes de inmigración deben proporcionar canales regulares y accesibles, cortafuegos entre los servicios sociales, inspecciones laborales y regulación de las agencias de reclutamiento e intermediación.

Los delincuentes explotan la pandemia, adaptan las tácticas

El Día presentó un evento virtual de alto nivel que destacó a las personas involucradas en la respuesta a la trata de personas.

En un mensaje de video a los participantes, Ghada Waly, Directora Ejecutiva de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), dijo que más del 70 por ciento de las víctimas de trata detectadas son mujeres y niñas, mientras que casi un tercio son niños.

“COVID-19 ha amplificado los peligros del tráfico”, dijo, con la pérdida de empleo, la pobreza, el cierre de escuelas y un aumento en las interacciones en línea que abren nuevas oportunidades para los grupos del crimen organizado.

Al mismo tiempo, dijo que la crisis ha abrumado los servicios sociales y públicos, ha afectado el trabajo de los sistemas de aplicación de la ley y de justicia penal, y ha dificultado que las víctimas busquen ayuda.

Por su parte, la UNODC está proporcionando equipos de protección a los refugios y ayudando a los gobiernos a mitigar el impacto de COVID-19 en las respuestas contra la trata, dijo. También gestiona el Fondo Fiduciario Voluntario de las Naciones Unidas para las víctimas de la trata de personas, especialmente mujeres y niños, que ayuda a los grupos no gubernamentales a ayudar a 3.500 víctimas al año en más de 40 países.

Solo dos condenas por tráfico este año

Anita Bhatia, Directora Ejecutiva Adjunta de Gestión de Recursos, Sostenibilidad y Alianzas en la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU-Mujeres) dijo que una encuesta global de 100 sobrevivientes de 40 países y 400 partes interesadas de primera línea, encontró que las sobrevivientes enfrentan mayores dificultades para acceder a todos los servicios esenciales que antes de la pandemia: alimentos, agua, alojamiento seguro y ahora, pruebas COVID-19, cuando sea necesario.

En los pocos lugares donde estos servicios están disponibles, los sobrevivientes están “muy mal” informados sobre ellos, dijo. Desde el comienzo de la pandemia, cada tercer sobreviviente informa haber sido objeto de una oferta relacionada con una posible explotación. “No necesito subrayar cuán grave es este problema”, dijo, subrayando que los autores han sido muy ágiles al adaptar sus tácticas a COVID-19.

Sin acciones correctivas, esta tendencia probablemente continuará más allá de la pandemia. Se deben fortalecer los marcos jurídicos internacionales. “La impunidad siempre ha sido muy alta, y con la pandemia, solo ha empeorado”, dijo, y señaló que solo dos condenas de tráfico se han hecho a nivel mundial desde principios de 2020.

La ‘plaga’ de COVID no es excusa para que florezca la esclavitud – Mira Sorvino

Mira Sorvino, embajadora de buena voluntad de UNODC para la lucha mundial contra la trata de personas, describió esa estadística como “absolutamente escalofriante”, dado que, según las estimaciones más bajas, hay 30 millones de personas que viven en condiciones de trata de personas.

Con tanta atención en COVID-19, debe haber una respuesta a escala de los gobiernos y la sociedad civil para volver a centrarse en la esclavitud. “El hecho de que tengamos una plaga no significa que, bajo nuestra supervisión, la esclavitud pueda proliferar, y que los traficantes ganen”, con el control sobre sus sujetos traumatizados y brutalizados.

Ella presionó a los gobiernos para que anunciaran acciones específicas, establezcan grupos de trabajo, organicen eventos que permitan a las víctimas hablar sobre estos horrores y asignen mucho más de sus presupuestos para abordar este problema.

Mira Sorvino, embajadora de buena voluntad de UNODC para combatir la trata de personas

Muchos países tienen marcos legales, pero la voluntad política de promulgarlos ha estado “completamente ausente”, incluso antes de la pandemia. “Me ha consternado lo poco que la importancia de las personas explotadas ha significado para el presupuesto de las economías nacionales”, dijo, y cuán débilmente se libra la esclavitud en comparación con la guerra contra las drogas, particularmente en los Estados Unidos, donde se gasta más en esa lucha en unas pocas horas que en el tráfico nacional e internacional. “Es sorprendentemente evidente cuando vemos cuán poco dinero invertimos para disolver el crimen organizado que esclaviza a las personas”.

Sin duda, hay formas baratas de elevar las capacidades de respuesta, dijo. Un estudio de la UNODC descubrió que la capacitación de jueces, abogados y socorristas en la comunidad médica aumenta drásticamente el descubrimiento de víctimas. Las leyes pueden implementarse y los procedimientos judiciales, que se detienen bajo la crisis de COVID-19, pueden cambiarse en línea.

Voces sobrevivientes

Sobre todo, elevar las voces de los sobrevivientes es primordial para aumentar la protesta que finalmente empujará a los gobiernos a la acción. “Escuchar lo que necesitan para un cambio me involucró a nivel del alma”, dijo. “Me hizo no poder darle la espalda”.

Michael Brosowski, fundador y co-CEO de la Fundación Blue Dragon Children’s en Vietnam, dijo que aunque el evento de hoy estaba en marcha, su organización había traído a casa a un joven de 15 años de China que había sido vendido en el comercio sexual, un proceso que ha sido “caído en desorden” por COVID-19.

“Cuando miramos hacia atrás en este período, veremos que las víctimas todavía han encontrado formas de llevar a sus víctimas a través de las fronteras”, dijo, citando un aumento “masivo” en el tráfico de jóvenes en Vietnam, incluso desde bares de karaoke. y los sitios de pesca que normalmente serían inusuales. Apeló al apoyo. “Los proveedores de servicios no pueden hacer nada sin financiación”.



Fuente de la Noticia

Categorías
Internacionales

Jóvenes ‘no invencibles’ en la pandemia de COVID-19: jefe de la OMS |



La evidencia sugiere que el aumento en los casos en algunos países se debe en parte a que las personas más jóvenes “bajaron la guardia durante el verano del hemisferio norte”, dijo el jueves el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

“Lo hemos dicho antes y lo diremos nuevamente: los jóvenes no son invencibles”, dijo a los periodistas.

“Los jóvenes pueden infectarse; los jóvenes pueden morir; y los jóvenes pueden transmitir el virus a otros “.

Hizo hincapié en que los jóvenes del mundo “deberían ser líderes e impulsores del cambio” durante la pandemia de COVID-19.

Protégete a ti mismo y a los demás

Tedros también aconsejó que las personas de todo el mundo deben aprender a vivir con el virus y tomar las medidas necesarias para protegerse a sí mismos y a los demás, incluidos los que están en mayor riesgo, como los ancianos y las personas que reciben cuidados a largo plazo.

Muchos países han informado que más del 40 por ciento de las muertes relacionadas con COVID-19 se han relacionado con centros de atención a largo plazo, y hasta el 80 por ciento en algunos países de altos ingresos.

En respuesta, la OMS ha publicado un resumen de políticas sobre prevención y gestión de COVID-19 en esas instalaciones.

Enumera acciones clave, como la integración de la atención a largo plazo en los planes nacionales de respuesta para contrarrestar la pandemia, garantizar la prevención y el control de infecciones y brindar apoyo a los cuidadores familiares y voluntarios.

El informe también sugiere formas de transformar los servicios de atención a largo plazo para que las personas mayores puedan recibir una atención de calidad que respete sus derechos, libertades y dignidad, agregó Tedros.

Expertos para asesorar sobre ideas de comportamiento

Veintidós expertos internacionales en campos como la antropología, la psicología, la neurociencia y la promoción de la salud ayudarán a la OMS a comprender cómo las personas toman decisiones que apoyan su salud y bienestar, incluso durante la pandemia.

El recién establecido Grupo de Asesoramiento Técnico sobre Perspectivas del Comportamiento y Ciencias para la Salud, anunciado el jueves, apoyará el trabajo continuo de la OMS en esta área.

Tedros explicó que si bien es importante contar con información confiable sobre la salud, las personas toman decisiones basadas en una variedad de factores, influenciados por la cultura, las creencias, las circunstancias económicas o el estado de los sistemas nacionales de salud.

“Ante la pandemia de COVID-19, los países están utilizando una variedad de herramientas para influir en el comportamiento: las campañas de información son una herramienta, pero también lo son las leyes, reglamentos, directrices e incluso multas”, dijo.

“Es por eso que la ciencia del comportamiento es tan importante: nos ayuda a comprender cómo las personas toman decisiones, para que podamos apoyarlas a tomar las mejores decisiones para su salud”.

El estudioso legal estadounidense y ex alto funcionario del gobierno de Estados Unidos, Cass Sunstein, preside el Grupo de Asesoría Técnica, cuyos miembros provienen de 16 países.

“Nuestro punto de partida … es que la salud implica un comportamiento. Y si estamos hablando de COVID-19, o salud sexual y reproductiva, o fumar, u otras enfermedades no transmisibles, el comportamiento humano está en la raíz de esto “, dijo el profesor Sunstein, quien es fundador y director del programa sobre Behavioral Economics and Public Policy en Harvard Law School.

“Sabemos que los hábitos son persistentes, incluso si no son saludables. Y sabemos por una gran cantidad de trabajo que los hábitos pueden ser alterados, y eso puede salvar vidas ”.

Eid al-Adha y un Hayy seguro

Tedros también extendió los mejores deseos a todos los musulmanes que celebran el festival anual Eid al-Adha, que se celebra el viernes.

Elogió a Arabia Saudita por implementar medidas para hacer que la peregrinación del Hajj de este año sea lo más segura posible.

“Esta es una demostración poderosa de los tipos de medidas que los países pueden y deben tomar para adaptarse a la nueva normalidad”, dijo el jefe de la OMS.

“No es fácil, pero se puede hacer. La pandemia no significa que la vida deba detenerse “.





Fuente de la Noticia

Categorías
Internacionales

Piers Morgan reclama a Johnny Depp, Amber Heard dejó una ‘letanía impactante de acusaciones’




Source link

Categorías
Internacionales

Los estragos del hambre aguda probablemente llegarán a seis de cada 10 en Zimbabwe: PMA |



En un llamado por $ 250 millones adicionales para apoyar la ayuda de emergencia para millones de personas vulnerables, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) dijo que para fines de año, se espera que el número de personas con inseguridad alimentaria en la nación del sur de África aumento en casi un 50 por ciento, a 8,6 millones.

Choque triple

Eso representa alrededor del 60 por ciento de la población, dijo la agencia en un comunicado, culpando a la sequía, la recesión económica y la pandemia de coronavirus como los principales impulsores de la crisis.

La hiperinflación galopante ha significado que pocas familias ahora pueden pagar incluso alimentos básicos, dijo el PMA, con el precio del maíz, el cereal básico, más del doble en junio.

Lola Castro, Directora Regional del PMA para África del Sur, dijo que muchas familias de Zimbabwe estaban sufriendo “los estragos del hambre aguda”, antes de pedir a la comunidad internacional que ayude a prevenir “una posible catástrofe humanitaria”.

El desempleo abunda

La inseguridad alimentaria de Zimbabwe se ha visto agravada por un bloqueo nacional que ha causado un desempleo masivo en las zonas urbanas.

En las zonas rurales, el hambre se está acelerando, ya que los inmigrantes desempleados regresan a sus aldeas, sin las remesas vitales que alguna vez proporcionaron.

Según el PMA, los agricultores de subsistencia representan las tres cuartas partes de la población de Zimbabwe y producen la mayoría de sus alimentos.

Están sufriendo debido a una tercera cosecha sucesiva golpeada por la sequía este año que produjo solo 1.1 millones de toneladas de maíz, el cereal básico.

Cosecha corta a la mitad

Esta cantidad está muy por debajo de la cosecha ya pobre del año pasado de 2,4 millones de toneladas, y menos de la mitad del requisito nacional.

Como resultado, el PMA advirtió que habrá “hambre aún más severa” a principios de 2021, en el pico de la próxima temporada “magra”.

Con fondos suficientes, la agencia tiene la intención de ayudar a cuatro millones de las personas más vulnerables en Zimbabwe este año: aquellos que sufren niveles de hambre de “crisis” y “emergencia”.

Tiene la intención de ampliar esta ayuda a cinco millones de personas de enero a abril del próximo año, el pico de la temporada de carestía.

Este mes, en medio de una grave escasez de fondos, el PMA solo llegará a 700,000 de 1.8 millones de destinatarios.





Fuente de la Noticia