Ir al contenido

Bolsonaro de Brasil ‘autoriza’ transición sin reconocer derrota


El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.— AFP

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, “autorizó” el martes la transición a un nuevo gobierno, sin reconocer su derrota ante el rival de izquierda Luiz Inacio Lula da Silva.

Bolsonaro, de 67 años, rompió dos días de silencio después de su derrota por la mínima ante Lula el domingo, lo que provocó protestas de sus seguidores en todo el país y avivó los temores de que no aceptaría el resultado.

En un discurso que duró poco más de dos minutos, el titular de extrema derecha no reconoció la derrota ni felicitó a Lula por su victoria.

Pero los micrófonos sí captaron al presidente diciendo antes de su discurso con una sonrisa: “Nos van a extrañar”.

Bolsonaro comenzó agradeciendo a los 58 millones de brasileños que votaron por él, antes de decir que los bloqueos de carreteras levantados por sus partidarios en todo el país fueron “fruto de la indignación y un sentimiento de injusticia por cómo se llevó a cabo el proceso electoral”.

“Las protestas pacíficas siempre serán bienvenidas”, dijo.

“Como presidente de la República y ciudadano, seguiré cumpliendo con nuestra constitución”, dijo, antes de entregar el podio a su jefe de gabinete Ciro Nogueira, quien dijo que Bolsonaro había “autorizado” el proceso de “inicio de la transición”. .

El Partido de los Trabajadores de Lula anunció el martes que su vicepresidente electo, Geraldo Alckmin, liderará el proceso de transición que comenzará el jueves. Lula asumirá su tercer mandato como presidente el 1 de enero.

‘No aceptaremos’

La aparición de Bolsonaro, aunque sucinta, coronó dos días de tensiones sobre cómo respondería a una derrota tan estrecha después de meses de alegaciones de fraude en el sistema electoral.

Más noticias en la Web  El mundo necesita una 'transformación' del sistema alimentario para abordar el cambio climático: experto

“En cualquier otro lugar del mundo, el presidente derrotado me habría llamado para reconocer su derrota”, dijo Lula en su discurso de victoria ante un mar eufórico de simpatizantes vestidos de rojo en Sao Paulo el domingo por la noche.

Antes de su discurso del martes, Bolsonaro inicialmente había permanecido en silencio incluso cuando aliados clave reconocieron públicamente su pérdida, incluido el poderoso presidente de la cámara baja del Congreso, Arthur Lira.

La Policía Federal de Carreteras (PRF) informó el martes de cientos de bloqueos totales o parciales de carreteras en todo el país por parte de camioneros y simpatizantes de Bolsonaro.

Al caer la noche, dijeron que habían dispersado unas 490 protestas, pero que quedaban unas 190 manifestaciones y bloqueos parciales de carreteras.

Los manifestantes que vestían los colores amarillo y verde de la bandera brasileña, que el presidente saliente había adoptado como propia, dijeron que no aceptarían el resultado de las elecciones.

“No aceptaremos perder lo ganado, queremos lo que está escrito en nuestra bandera: ‘orden y progreso'”, dijo a la AFP Antoniel Almeida, de 45 años, en una protesta en Barra Mansa, Río de Janeiro.

“No aceptaremos la situación tal como es”.

El lunes por la noche, el juez Alexander de Moraes de la Corte Suprema ordenó a la policía dispersar los bloqueos de inmediato. Estaba actuando en respuesta a una solicitud de una federación de transporte que se quejaba de que estaba perdiendo negocios.

‘Fuerza de nuestros valores’

Bolsonaro se convirtió en el primer presidente en funciones de Brasil en no ganar la reelección en la era posterior a la dictadura después de un mandato de cuatro años en el que fue criticado por su desastroso manejo de la pandemia de Covid-19, que dejó más de 680.000 muertos en Brasil.

Más noticias en la Web  La OMS enumera la novena vacuna COVID-19 para uso de emergencia |

También recibió críticas por sus comentarios vitriólicos, estilo polarizador y ataques a las instituciones democráticas y aliados extranjeros.

Bolsonaro aprovechó su breve discurso para reflexionar sobre su gestión y dijo que la victoria de la mayoría de los candidatos de derecha en el Congreso “muestra la fuerza de nuestros valores: Dios, la patria, la familia y la libertad”.

“Nuestros sueños están más vivos que nunca. Incluso frente al sistema, superamos una pandemia y las consecuencias de la guerra”, dijo Bolsonaro, refiriéndose a la guerra de Rusia contra Ucrania, que ha repercutido en todo el mundo con precios en alza y preocupaciones de una gran crisis alimentaria.

“Siempre me etiquetaron como antidemocrático y, a diferencia de mis acusadores, siempre jugué dentro de los límites de la constitución”.

lula se pone a trabajar

El drama postelectoral sigue una campaña electoral sucia y divisiva entre Bolsonaro y Lula, quien regresa al cargo en un regreso dramático.

Presidente de Brasil entre 2003 y 2010, Lula cayó en desgracia en un escándalo de corrupción que lo llevó a la cárcel antes de que su condena fuera anulada debido a la parcialidad del juez principal. Sin embargo, no fue exonerado.

El resultado de las elecciones mostró cuán polarizado está el país entre dos líderes muy diferentes.

Lula obtuvo un 50,9% frente al 49,1% de Bolsonaro, el margen más estrecho en la historia moderna de Brasil.

Con una enorme lista de tareas pendientes, Lula entró en acción, se reunió con el presidente argentino Alberto Fernández en Sao Paulo y realizó una serie de llamadas telefónicas con el presidente estadounidense Joe Biden, el francés Emmanuel Macron, el alemán Olaf Scholz, el secretario general de la ONU Antonio Guterres y otros. .

Más noticias en la Web  Reino Unido lanza moneda Gandhi para celebrar Diwali



Source link