mié. Abr 24th, 2024


Vista de cajas que contienen unas 1.008.000 dosis de vacunas estadounidenses Johnson & Johnson contra COVID-19 donadas a través del mecanismo COVAX, a su llegada a la base de la Fuerza Aérea en El Alto, Bolivia, el 11 de julio de 2021. – AFP / Archivo

GINEBRA: Covax espera recibir 250 millones de dosis de vacuna COVID-19 donadas durante las próximas seis a ocho semanas, dijo el miércoles la Organización Mundial de la Salud.

La afluencia de dosis es un impulso importante para el esquema, que tiene como objetivo garantizar que los países más pobres puedan acceder a los jabs y hasta ahora ha entregado 152 millones de dosis de vacunas a 137 territorios participantes.

En una actualización operativa semanal publicada el miércoles, la OMS dijo que en una reunión reciente del Equipo de Gestión de Crisis de la ONU, “informó que habrá un aumento de las donaciones de vacunas a las instalaciones de Covax, proyectando 250 millones de vacunas adicionales durante las próximas seis a ocho semanas”.

Covax está codirigido por la OMS, la alianza de vacunas Gavi y la Coalición para las innovaciones en la preparación ante epidemias, y UNICEF utiliza su experiencia en logística de vacunas para gestionar los vuelos de entrega.

Con Covax, los 92 países más pobres pueden acceder a los jabs de forma gratuita, y los donantes cubren el costo.

Se suponía que la planta del Serum Institute of India, que producía dosis de AstraZeneca, era la columna vertebral de la cadena de suministro de Covax, pero India restringió las exportaciones para combatir su propio aumento devastador de coronavirus.

A raíz de esos problemas de entrega, Covax depende cada vez más de las dosis donadas de países ricos que han comprado más lotes de los que necesitan.

“La demanda mundial de vacunas supera con creces la oferta, dejando desprotegidos a millones de los más vulnerables, mientras que una mayor cobertura de vacunas en todo el mundo es uno de nuestros mejores escudos contra las nuevas variantes”, dijo el director ejecutivo de Gavi, Seth Berkley.

Desigualdad de vacunas

La OMS se ha enfurecido contra el drástico desequilibrio en el acceso a las vacunas COVID-19 entre las naciones ricas y pobres.

Si bien algunos países están considerando vacunar a los niños y darles dosis de refuerzo, otros hasta ahora no han podido vacunar a los ancianos, el grupo de edad más vulnerable a desarrollar enfermedades graves, ni a los trabajadores de la salud.

Se han inyectado casi cuatro mil millones de dosis de vacunas COVID-19 en todo el mundo en al menos 216 territorios, según un AFP contar.

En los países de ingresos altos, según la clasificación del Banco Mundial, se han administrado 96,7 dosis por cada 100 habitantes. La mayoría de las vacunas COVID necesitan dos inyecciones para brindar una protección completa.

Esa cifra es de solo 1,6 dosis por cada 100 personas en los 29 países de ingresos más bajos.

Tanzania estaba programado para comenzar a implementar vacunas el miércoles, dejando solo a Burundi, Eritrea y Corea del Norte como los únicos países que aún no han comenzado sus campañas de vacunación contra COVID-19.

El sábado, Tanzania recibió su primera dosis: más de un millón de vacunas Johnson and Johnson de una sola inyección donadas por Estados Unidos a través de Covax.

En total para 2021-2022, Covax espera al menos 610 millones de dosis donadas.

De ellos, 260 millones provienen de Estados Unidos, 200 millones de países de la Unión Europea, 80 millones de Gran Bretaña y alrededor de 30 millones de Canadá y Japón.



Source link