Ir al contenido

El cambio climático es mucho más letal que el cáncer en partes del mundo, incluido Pakistán: PNUD


Los rescatistas ayudan a evacuar a los pakistaníes afectados por las inundaciones de sus hogares tras las fuertes lluvias monzónicas en el distrito de Rajanpur de la provincia de Punjab el 27 de agosto de 2022.— AFP

NACIONES UNIDAS: El impacto del cambio climático en salud si las emisiones de carbono siguen siendo altas, podrían ser hasta el doble de mortales que el cáncer en algunas partes del mundo, incluido Pakistán, según nuevos datos publicados por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Laboratorio de Impacto Climático.

los nuevos datos muestra la necesidad de actuar con rapidez, no solo para mitigar el cambio climático sino también para adaptarse a sus consecuencias.

Por ejemplo, en Faisalabad, Pakistán, incluso con una mitigación moderada, las muertes adicionales debido al cambio climático promediarían 36 por cada 100 000 personas cada año entre 2020 y 2039, según los datos. Sin expandir sustancialmente los esfuerzos de adaptación, Faisalabad podría esperar que las tasas anuales de mortalidad relacionadas con el cambio climático casi se dupliquen, alcanzando las 67 muertes por cada 100.000 para mediados de siglo. Un aumento casi tan mortal como los accidentes cerebrovasculares, actualmente la tercera causa de muerte en Pakistán.

“A medida que enfrentamos los impactos punitivos del cambio climático global, puede ser fácil preguntarse si los esfuerzos para reducir las emisiones por parte de países, estados o ciudades individuales realmente marcan la diferencia. Esta plataforma muestra el papel directo que juegan estos esfuerzos en la configuración de nuestro futuro colectivo”, dijo Hannah Hess de Climate Impact Lab, directora asociada de Rhodium Group.

En Dhaka, Bangladesh, donde en un escenario de emisiones muy altas para 2100, las muertes adicionales debido al cambio climático podrían aumentar a casi el doble de la tasa anual actual de mortalidad por todos los tipos de cáncer del país, y 10 veces sus muertes anuales por accidentes de tránsito, según los datos. .

“Debido a la acción humana, la concentración de dióxido de carbono en nuestra atmósfera está alcanzando niveles peligrosos, elevando las temperaturas de la Tierra y amplificando la frecuencia e intensidad de los eventos extremos”, dice la plataforma Human Climate Horizons recientemente lanzada, y agrega que sin una acción concertada y urgente , el cambio climático exacerbará aún más las desigualdades y el desarrollo desigual.

Sobre la base de los análisis de los Informes de Desarrollo Humano de 2020, 2021 y 2022, y alimentados por un flujo en evolución de investigación de vanguardia, los datos muestran cómo el cambio climático puede afectar la vida de las personas, desde la mortalidad hasta los medios de vida y el uso de energía.

Aunque las temperaturas más altas y un clima más cálido someten a estrés a los sistemas cardiovascular y respiratorio en todas partes, los resultados variarán de un lugar a otro, según las comunidades que tengan los recursos para adaptarse y las que no.

Los datos muestran que el cambio climático podría aumentar las tasas de mortalidad en Faisalabad, Pakistán, en casi 67 muertes por cada 100 000 habitantes, causando más muertes que accidentes cerebrovasculares, la tercera causa principal de muerte en el país.

Sin embargo, en Riyadh, Arabia Saudita, los ingresos más altos podrían mantener el número de muertes en 35 por cada 100.000, que sigue siendo más mortal que la enfermedad de Alzheimer, la sexta causa principal de muerte en todo el mundo.

Desde finales del siglo XIX, la temperatura media de la Tierra ha aumentado casi 1,2 °C, cambiando toda la superficie del planeta, según la investigación.

Sin embargo, miles de millones viven en regiones que ya han experimentado un calentamiento superior al promedio mundial.

Como ejemplo, la plataforma señaló a Maracaibo, Venezuela, señalando que en la década de 1990 promedió 62 días anuales con temperaturas superiores a los 35°C. Sin embargo, para mediados de siglo, ese número probablemente se disparará a 201 días.

La disponibilidad de electricidad y los combustibles utilizados para generarla para alimentar los acondicionadores de aire y los calentadores juegan un papel crucial en nuestra capacidad para hacer frente a las temperaturas extremas, dijo el PNUD.

Sin embargo, los impactos del cambio climático en el uso de energía variarán localmente, ya que las personas, las comunidades y las empresas se adaptan a las condiciones utilizando los recursos disponibles.

En Yakarta, por ejemplo, se prevé que el consumo de electricidad en respuesta a temperaturas más cálidas aumente en aproximadamente un tercio del consumo doméstico actual en Indonesia. Esto requerirá una planificación de infraestructura adicional crítica.

Las temperaturas extremas más frecuentes y severas también afectan los medios de vida, afectando la capacidad de realizar tareas e influyendo en la intensidad y duración del trabajo.

“El impacto del cambio climático difiere entre los sectores de la economía, siendo los trabajadores de industrias expuestas a la intemperie y de alto riesgo, como la agricultura, la construcción, la minería y la manufactura, los más afectados”, según los datos de la plataforma.

En Niamey, Níger, en sectores como la construcción, la minería y la manufactura, el calor excesivo fue responsable de 36 horas de trabajo menos al año, lo que afectó el 2,5 por ciento del PIB futuro del país.

En Níger, como en muchas otras partes del Sahel, los choques climáticos han resultado en sequías recurrentes con impactos devastadores en las poblaciones ya vulnerables de la región.

El cambio climático no se distribuye uniformemente a nivel mundial, generará un aumento significativo de las desigualdades en los próximos años y décadas.

Pero al resaltar que el futuro no está predeterminado, el PNUD espera que la información pueda empoderar a las personas en todas partes para intensificar la acción climática.

Mientras tanto, el PNUD también lanzó el informe Cómo una transición justa puede lograr el Acuerdo de París esta semana, destacando la necesidad de adoptar la “revolución verde” o arriesgarse a aumentar la desigualdad social, los disturbios civiles y las pérdidas económicas.

Antes de la conferencia climática de la ONU, COP27, que comienza el domingo en Sharm el-Sheikh, Egipto, el informe destaca la importancia de una transición “justa y equitativa” para cumplir con los objetivos climáticos establecidos en el Acuerdo de París.

Desde proporcionar a los trabajadores nuevas habilidades de economía verde y acceso a la protección social hasta garantizar que los países diseñen un camino claro hacia un futuro de cero emisiones netas, el jefe del PNUD, Achim Steiner, dijo que el informe brinda “perspectivas del mundo real sobre cómo acelerar el impulso en torno a una economía justa”. transición que sea justa y equitativa para el sector energético y más allá”.

El informe analiza compromisos climáticos mejorados a corto plazo, conocidos como contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC), y estrategias a largo plazo en las que los países presentan planes para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a cero neto.

Es alentador que el 72 % de las naciones con NDC mejoradas que se refieren a una transición justa las vinculen con consideraciones socioeconómicas, mientras que el 66 % propone acciones y medidas concretas que tienen en cuenta la justicia climática.

Sin embargo, no logran establecer vínculos con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) o la igualdad de género en los planes climáticos a corto o largo plazo, lo que pierde una oportunidad importante, dijo el PNUD.

“A medida que el cambio climático se intensifica y el mundo se enfrenta a una inmensa crisis energética… desvinculándose de los combustibles fósiles e invirtiendo en la infraestructura de energía verde del mañana…[is] la única opción económica lógica”, dijo Steiner.



Source link

Más noticias en la Web  Joe Biden dice que la desinformación en las redes sociales sobre Covid 'mata gente'