mié. May 22nd, 2024


Foto de archivo de una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU.

Naciones Unidas: Túnez, Noruega y China han solicitado que se programe otra reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU el viernes sobre el empeoramiento de la situación en Palestina, a pesar de la continua resistencia de Estados Unidos para que el organismo participe en el conflicto.

La sesión sería pública e incluiría la participación de Israel y los palestinos, dijeron diplomáticos a la AFP el miércoles.

El Consejo ya ha celebrado dos videoconferencias a puertas cerradas desde el lunes, con Estados Unidos, un aliado cercano de Israel, que se opone a la adopción de una declaración conjunta, que dijo que no “ayudaría a reducir” la situación.

Según un diplomático que habló bajo condición de anonimato, los palestinos impulsaron la idea de una tercera reunión en menos de una semana.

El objetivo de una nueva reunión es “tratar de contribuir a la paz … y tener un Consejo de Seguridad capaz de expresarse y pedir un alto el fuego”, subrayó otro diplomático hablando de forma anónima.

Israel se ha negado a permitir que el Consejo de Seguridad se involucre en el conflicto, una demanda que Washington ha aceptado hasta ahora, dijeron diplomáticos a la AFP.

Según varias fuentes, 14 de los 15 miembros del Consejo estaban a favor de adoptar una declaración conjunta el miércoles temprano para reducir la tensión.

Sin embargo, Estados Unidos vio la reunión del Consejo de Seguridad como una muestra suficiente de preocupación, calificando una declaración de “contraproducente”, dijeron diplomáticos a la AFP bajo condición de anonimato.

– ‘Actúa con inmediatez’ –

En Washington, el diplomático jefe Antony Blinken anunció que un enviado de Estados Unidos viajaría al Medio Oriente para tratar de calmar las tensiones entre Israel y los palestinos.

Pero en una señal de frustración luego de la decisión de Estados Unidos de bloquear una declaración del Consejo de Seguridad, cuatro miembros del Consejo de Europa (Noruega, Estonia, Francia e Irlanda) emitieron su propia declaración conjunta el miércoles por la tarde.

“Condenamos el lanzamiento de cohetes desde Gaza contra la población civil en Israel por parte de Hamas y otros grupos, lo cual es totalmente inaceptable y debe detenerse de inmediato”, dijo el comunicado.

“El gran número de víctimas civiles, incluidos niños, de los ataques aéreos israelíes en Gaza, y de las víctimas israelíes de los cohetes lanzados desde Gaza, es preocupante e inaceptable.

“Hacemos un llamado a Israel para que cese las actividades de asentamiento, demoliciones y desalojos, incluso en Jerusalén Este”, escribieron.

Y el embajador palestino ante la ONU, Riyad Mansour, publicó el miércoles una carta a los principales funcionarios de la organización en la que les rogaba que “actuaran con urgencia para exigir que Israel cese sus ataques contra la población civil palestina, incluida la Franja de Gaza”.

– Riesgo de violencia en espiral –

También les pidió que exigieran que Israel “cese todas las demás acciones y medidas ilegales israelíes en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén Oriental, incluido el cese de los planes para desplazar por la fuerza y ​​limpiar étnicamente a los palestinos de la ciudad”.

Cuando se le preguntó acerca de la incapacidad del Consejo, el organismo a cargo de la paz mundial, para hablar sobre los enfrentamientos entre israelíes y palestinos, el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, expresó su esperanza de un cambio pronto y agregó que “cualquier situación internacional siempre se beneficiará de una voz fuerte y unificada del Consejo de Seguridad “.

El enviado de la ONU para Oriente Medio, Tor Wennesland, había advertido en la reunión del miércoles que “la situación se ha deteriorado desde el lunes … existe el riesgo de una espiral de violencia”, según una fuente diplomática.

Durante una primera reunión de emergencia el lunes, Estados Unidos también se negó a respaldar un texto propuesto por Túnez, Noruega y China que pedía a todas las partes que se abstuvieran de provocar provocaciones.

El renovado lanzamiento de cohetes y los disturbios en ciudades mixtas judío-árabes han alimentado los crecientes temores de que la violencia mortal entre Israel y los palestinos pueda convertirse en una guerra a gran escala.

Al menos 65 palestinos han muerto, incluidos 16 niños, en ataques aéreos israelíes en Gaza desde el lunes.



Source link