dom. Abr 14th, 2024


Coincidiendo con el Día de la Tierra el jueves 22 de marzo, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, ACNUR, publicó datos que muestran cómo los desastres relacionados con el cambio climático probablemente empeoran la pobreza, el hambre y el acceso a los recursos naturales, avivando la inestabilidad y la violencia.

“Desde Afganistán hasta América Central, las sequías, las inundaciones y otros fenómenos meteorológicos extremos están afectando a los menos equipados para recuperarse y adaptarse”, dijo la agencia de la ONU, que pide a los países que trabajen juntos para combatir el cambio climático y mitigar su impacto en cientos. de millones de personas.

Desde 2010, las emergencias climáticas han obligado a desplazarse en promedio alrededor de 21,5 millones de personas al año.

Los países de origen más afectados

ACNUR dijo que aproximadamente el 90 por ciento de los refugiados provienen de países que son los más vulnerables y menos preparados para adaptarse a los impactos del cambio climático.

Estos países también albergan alrededor del 70% de las personas desplazadas internamente por conflictos o violencia.

Citando el caso de Afganistán, el ACNUR señaló que es uno de los países más propensos a desastres del mundo, ya que casi todas sus 34 provincias se han visto afectadas por al menos un desastre en los últimos 30 años.

El país también está clasificado como el menos pacífico a nivel mundial, debido a un conflicto de larga data que ha matado y herido a miles de personas y desplazado a millones.

Inundaciones crónicas, sequías

Las inundaciones y sequías recurrentes, junto con el crecimiento de la población, han agravado la inseguridad alimentaria y la escasez de agua y han reducido las perspectivas de que los refugiados y los desplazados internos puedan regresar a sus áreas de origen, dijo el ACNUR.

Señaló indicios de que 16,9 millones de afganos, casi la mitad de la población del país, carecían de alimentos suficientes en el primer trimestre de 2021, incluidos al menos 5,5 millones que enfrentan niveles de emergencia de privación de alimentos.

A mediados de 2020, más de 2,6 millones de afganos eran desplazados internos y otros 2,7 millones vivían como refugiados registrados en otros países, principalmente Pakistán e Irán, según ACNUR.

Mozambique está experimentando una confluencia similar de conflictos y múltiples desastres, dice la agencia, con un ciclón tras otro azotando la región central del país mientras que el aumento de la violencia y la agitación en el norte desplaza a cientos de miles de personas.





Fuente de la Noticia