mié. Abr 17th, 2024


Citando informes de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), Stéphane Dujarric agregó que alrededor de 20.000 evacuados en la isla caribeña actualmente necesitan refugio.

“La erupción ha afectado a la mayoría de los medios de vida en la parte norte de la isla, incluido el cultivo de banano, con cenizas y flujos de lava que obstaculizan el movimiento de personas y mercancías”, dijo a los periodistas en la rueda de prensa diaria.

Aunque el volcán había estado inactivo desde 1979, comenzó a arrojar humo y a retumbar activamente en diciembre.

La Soufrière entró en erupción el viernes pasado, cubriendo a San Vicente con una capa de ceniza y obligando a unos 16.000 residentes a evacuar sus hogares a cruceros y lugares más seguros de la isla.

Acceso humanitario limitado

Al enfatizar que el acceso a la isla es limitado, el Sr. Dujarric dijo que junto con la Agencia Caribeña para el Manejo de Emergencias en Desastres, la ONU ha movilizado suministros de agua y saneamiento de higiene pre-colocados, actualmente almacenados en la cercana Barbados.

Durante el fin de semana, el Secretario General habló con el Primer Ministro Ralph Gonsalves y el Gobierno solicitó oficialmente la asistencia de la ONU.

La ayuda incluye artículos de socorro, distribución de alimentos y efectivo y asesoramiento técnico, mientras que los países vecinos están contribuyendo con suministros y activos de emergencia para apoyar la evacuación, según el portavoz de la ONU.

Amenaza continua

Mientras tanto, OCHA informó que a partir de ayer, los intervalos entre temblores han durado entre 1,5 y 3 horas, los cuales, basados ​​en observaciones visuales e imágenes satelitales, están asociados con períodos de actividad explosiva o ventilación mejorada del volcán.

“Es probable que las explosiones y la caída de cenizas que las acompañan de magnitud similar o mayor continúen ocurriendo durante los próximos días”, según la oficina humanitaria de la ONU.

A petición del Primer Ministro, la ONU también ha movilizado a expertos a través del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) para desarrollar e implementar un plan de gestión de escombros, que incluye limpiar las cenizas y promover la salud y la seguridad ambientales.

Resumen de la situación

  • Los aeropuertos de San Vicente y las Granadinas están cerrados.

  • Los activos marítimos son limitados.

  • Aproximadamente 30 aldeas han sido evacuadas.

  • Se han visto afectadas entre 16.000 y 20.000 personas.

  • Unas 3.500 personas se encuentran en 85 albergues.

  • La Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) se han desplegado para apoyar los esfuerzos humanitarios y de salud.

Rodney Gill

Columnas de ceniza salen del volcán La Soufriere en la isla de San Vicente y las Granadinas, que comenzó a hacer erupción el 9 de abril.





Fuente de la Noticia