dom. Abr 21st, 2024



Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), 27,3 millones de personas se enfrentan a una inseguridad alimentaria “aguda”, de los cuales unos siete millones sufren niveles de “emergencia” de hambre aguda.

Esto significa que el país de África central alberga el mayor número de personas en el mundo que necesitan urgentemente asistencia para la seguridad alimentaria, según el último análisis de Clasificación Integrada de Fases.

“Por primera vez pudimos analizar a la gran mayoría de la población, y esto nos ha ayudado a acercarnos a la verdadera imagen de la asombrosa escala de inseguridad alimentaria en la RDC”, dijo Peter Musoko, representante del PMA en la RD Congo .

“Este país debería poder alimentar a su población y exportar un excedente. No podemos permitir que los niños se vayan a la cama con hambre y las familias se salten las comidas durante todo un día ”, agregó.

Desencadenantes del hambre

El conflicto sigue siendo una causa clave del hambre, particularmente en el centro de Kasais, junto con las provincias orientales de Ituri, Kivu del Norte y del Sur y Tanganica, dijeron las agencias de la ONU.

Otros factores principales que agravaron la crisis incluyen una caída en la economía del país, así como el impacto socioeconómico del COVID-19.

A pesar del fin oficial de la guerra civil de la República Democrática del Congo en 2003, la violencia de las milicias ha persistido allí durante décadas, particularmente en las zonas fronterizas orientales con Burundi, Ruanda y Uganda.

“Los conflictos recurrentes en el este de la República Democrática del Congo y el sufrimiento que ocasionan siguen siendo motivo de gran preocupación”, dijo Aristide Ongone Obame, Representante de la FAO en la República Democrática del Congo.

Manteniendo que la estabilidad social y política son “esenciales para fortalecer la seguridad alimentaria y aumentar la resiliencia de las poblaciones vulnerables”, dijo que había una necesidad urgente de centrarse en cultivar más alimentos y aumentar la ganadería.

“La temporada agrícola principal está a la vuelta de la esquina y no hay tiempo que perder”, dijo el funcionario de la FAO.

Detrás de los números

Las agencias de la ONU pintaron un cuadro de congoleños obligados a huir para salvar sus vidas, padres viendo a sus hijos enfermarse por falta de alimentos y agricultores privados del acceso a su propia tierra.

El personal del PMA relató historias de familias que sobrevivieron a base de taro, una raíz que crece de forma silvestre, o de hojas de yuca hervidas en agua.

Además, algunos de los que regresaron a su aldea encontraron sus casas quemadas y las cosechas robadas.

Las poblaciones más afectadas son principalmente los hogares encabezados por mujeres, así como los refugiados, los repatriados, las familias de acogida, los desplazados y los afectados por desastres naturales.

A eso se suman las poblaciones más pobres, con bajo poder adquisitivo y acceso limitado a los mercados de alimentos.



Fuente de la Noticia