dom. Abr 14th, 2024

Desde hace algún tiempo el Universo cinematográfico de Marvel No pasa por su mejor momento. Las últimas producciones del estudio no han conseguido atraer público ni crítica, cayendo una y otra vez en tramas poco atractivas y predecibles. Para el año en curso, estudios marvel ha decidido lanzar una única producción a la pantalla grande, siendo un ejemplo aún más claro del estancamiento que atraviesa la franquicia, sumado a la erosión del género de superhéroes que no ha parado durante la última década.

Pero lejos de considerarse acabado, hay un director que todavía encuentra cierto atractivo en las películas de superhéroes: Sam Raimi. El director puso su sello personal en la primera versión live-action de Hombre araña, considerada una de las mejores trilogías de superhéroes de todos los tiempos. Y en 2022 se metió de lleno en el MCU con su visión de Doctor Strange en el multiverso de la locura (Doctor Strange y el multiverso de la locura), la secuela en solitario de Doctor Strange con Benedict Cumberbatch.