Ir al contenido

Estados Unidos dice que los estudiantes internacionales no pueden quedarse si las clases se mueven en línea


La Universidad de Georgetown, en la capital de EE. UU., Tiene muchos estudiantes extranjeros que podrían verse afectados por las nuevas normas gubernamentales. Foto: AFP

WASHINGTON: Estados Unidos anunció el lunes que no permitiría que los estudiantes internacionales permanezcan en el país si todas las clases se mudan en línea en el otoño debido a la pandemia de coronavirus.

“Los estudiantes no inmigrantes F-1 y M-1 que asisten a escuelas que operan completamente en línea no pueden tomar una carga completa de cursos en línea y permanecer en los Estados Unidos”, dijo el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos en un comunicado.

“Los estudiantes activos actualmente en los Estados Unidos inscritos en dichos programas deben abandonar el país o tomar otras medidas, como transferirse a una escuela con instrucción en persona para permanecer en un estado legal”, dijo ICE.

“De lo contrario, pueden enfrentar consecuencias de inmigración que incluyen, entre otras, el inicio de procedimientos de expulsión”.

ICE dijo que el Departamento de Estado “no otorgará visas a los estudiantes matriculados en escuelas y / o programas que estén completamente en línea durante el semestre de otoño, ni la Aduana y Protección Fronteriza de los Estados Unidos permitirá que estos estudiantes ingresen a los Estados Unidos”.

Los estudiantes F-1 siguen cursos académicos y los estudiantes M-1 siguen “cursos vocacionales”, según ICE.

Las universidades con un sistema híbrido de clases presenciales y en línea deberán demostrar que los estudiantes extranjeros están tomando la mayor cantidad posible de clases presenciales para mantener su estatus.

Los críticos rápidamente respondieron a la decisión.

“La crueldad de esta Casa Blanca no tiene límites”, tuiteó el senador Bernie Sanders.

“Los estudiantes extranjeros están siendo amenazados con una opción: arriesgar su vida yendo a clase o deportados”, dijo.

Más noticias en la Web  Haití lamenta más de 300 muertes en terremoto de magnitud 7.2, continúa la búsqueda de sobrevivientes

Para Gonzalo Fernández, un español de 32 años que hace su doctorado en economía en la Universidad George Washington en la capital de Estados Unidos, “lo peor es la incertidumbre”.

“No sabemos si tendremos clases el próximo semestre, si deberíamos irnos a casa, si nos van a echar”.

Planes en el aire

La mayoría de los colegios y universidades estadounidenses aún no han anunciado sus planes para el semestre de otoño.

Varias escuelas están buscando un modelo híbrido de instrucción en persona y en línea, pero algunas, incluida la Universidad de Harvard, han dicho que todas las clases se realizarán en línea.

Harvard dijo que al 40% de los estudiantes universitarios se les permitiría regresar al campus, pero su instrucción se llevaría a cabo de forma remota.

Hubo más de un millón de estudiantes internacionales en los Estados Unidos para el año académico 2018-19, según el Instituto de Educación Internacional (IIE).

Eso representó el 5.5% de la población total de educación superior de los EE. UU., Dijo el IIE, y los estudiantes internacionales contribuyeron con $ 44.7 mil millones a la economía de los EE. UU. En 2018.

El mayor número de estudiantes internacionales provino de China, seguido de India, Corea del Sur, Arabia Saudita y Canadá.

Según Aaron Reichlin-Melnick, quien trabaja como asesor político en el grupo de expertos con sede en Washington, el Consejo de Inmigración de Estados Unidos, la nueva norma “seguramente será impugnada en los tribunales”.

Explicó en Twitter que los estudiantes extranjeros probablemente tendrán dificultades para continuar sus estudios mientras están en el extranjero, debido a las diferencias de tiempo o la falta de acceso a la tecnología o los recursos académicos.

Más noticias en la Web  Ha llegado el momento de impulsar una resolución política en Siria: enviado de la ONU |

El presidente Donald Trump, que está haciendo campaña para la reelección en noviembre, ha adoptado un enfoque alcista para reabrir el país, incluso cuando las infecciones por virus continúan aumentando en algunas partes del país, particularmente en el sur y el oeste.

“¡LAS ESCUELAS DEBEN ABRIR EN LA CAÍDA!” tuiteó el lunes.

Con más de 130,000 muertes relacionadas con el nuevo coronavirus, Estados Unidos es el país más afectado en la pandemia mundial.

Si bien tomar medidas enérgicas contra la inmigración es uno de sus problemas clave, Trump ha tomado una postura particularmente dura con los extranjeros desde que comenzó la crisis de salud.

En junio, congeló hasta 2021 la emisión de tarjetas verdes, que ofrecen el estatus de residente permanente en los EE. UU., Y algunas visas de trabajo, en particular las que se usan en el sector de la tecnología, con el objetivo declarado de reservar empleos para los estadounidenses.



Source link