Ir al contenido

Fuerzas rusas aprietan Kiev y rodean Mariupol


El oficial de asuntos públicos del ejército de Ucrania, Valentin Yermolenko, camina frente a una fábrica de zapatos destruida luego de un ataque aéreo en Dnipro el 11 de marzo de 2022.-AFP

KIEV. Las fuerzas rusas avanzaron poco a poco hacia Kiev el sábado y atacaron áreas civiles en otras ciudades ucranianas a medida que crecía la preocupación por el asediado puerto sureño de Mariupol, donde las autoridades dijeron que más de 1.500 personas habían muerto.

Las sirenas antiaéreas sonaron el sábado en varias ciudades, incluida la capital Kiev, Odessa, Dnipro y Kharkiv, según los medios ucranianos.

Más de dos semanas después de que Moscú conmocionara al mundo al invadir Ucrania, Naciones Unidas y otros dijeron que podría estar cometiendo crímenes de guerra en ciudades como Mariupol, que durante días ha sido atacada por las fuerzas de Vladimir Putin.

Los sobrevivientes han estado tratando de huir del bombardeo ruso en una ciudad helada que se quedó sin agua ni calefacción y sin comida. La situación es “desesperada”, dijo un funcionario de Médicos Sin Fronteras.

“Cientos de miles de personas… están sitiadas para todos los efectos”, dijo a la AFP en una entrevista Stephen Cornish, uno de los que dirigen la operación de la organización benéfica médica en Ucrania.

“Los asedios son una práctica medieval que ha sido proscrita por las reglas modernas de la guerra por una buena razón”.

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, dijo que estaban tratando de organizar las evacuaciones de las ciudades sitiadas, pero que las fuerzas rusas estaban interrumpiendo los esfuerzos.

“Mariupol sigue bloqueada por el enemigo. Las tropas rusas no permitieron que nuestra ayuda entrara en la ciudad y continúan torturando a nuestra gente, a nuestros residentes de Mariupol”, dijo Zelensky en un discurso en video el viernes por la noche.

“Mañana lo intentaremos de nuevo. Una vez más, envía comida, agua y medicinas para nuestra ciudad”.

A medida que Rusia amplía su bombardeo y las conversaciones entre Moscú y Kiev aparentemente no van a ninguna parte, las súplicas de Zelensky para que la OTAN intervenga se han vuelto cada vez más desesperadas.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, descartó nuevamente el viernes una acción directa contra Rusia, que posee armas nucleares, y advirtió que conduciría a la “Tercera Guerra Mundial”.

Más noticias en la Web  Inteligencia de EE. UU. ayudó a Ucrania a atacar a generales rusos: NYT

En cambio, Washington agregó más capas de sanciones a las que ya paralizan la economía de Rusia, esta vez poniendo fin a las relaciones comerciales normales y anunciando la prohibición de los productos rusos vodka, mariscos y diamantes.

Estados Unidos y la Unión Europea también suspendieron la exportación de sus artículos de lujo a Rusia.

“Putin debe pagar el precio. No puede emprender una guerra que amenaza los cimientos mismos de la paz y la estabilidad internacionales y luego pedir ayuda a la comunidad internacional”, dijo Biden desde la Casa Blanca.

Habló mientras Naciones Unidas decía que 2,5 millones de personas habían huido de Ucrania y alrededor de dos millones más habían sido desplazadas internamente por la guerra.

‘Nadie los entierra’

Yulia, una maestra de 29 años que huyó de Mariupol, dijo que su suegra todavía estaba allí y les dijo que “los ataques no paran”.

“Hay muchos cadáveres en la calle y nadie los entierra”, dijo a la AFP.

En un discurso de video publicado el sábado, Zelensky hizo un llamado a las madres rusas para evitar que sus hijos sean enviados a la guerra.

“Quiero decir esto una vez más a las madres rusas, especialmente a las madres de reclutas. No envíen a sus hijos a la guerra en un país extranjero”, dijo.

Zelensky dijo que más de 12.000 soldados rusos habían muerto en la invasión. Las estimaciones estadounidenses sitúan el número de muertes rusas entre 2.000 y 4.000, mientras que la única cifra oficial de Moscú, anunciada la semana pasada, decía que habían muerto 498 soldados rusos.

En Kharkiv, la segunda ciudad de Ucrania, los médicos de un hospital describieron que pasaron dos días extrayendo cenizas del estómago de un niño de ocho años cuya casa fue destruida por un misil ruso.

“Todavía tiene cenizas en los pulmones”, dijo a la AFP el médico de Dima Kasyanov.

Dnipro, un centro industrial de un millón de habitantes, vio destrozada su imagen como un refugio relativamente seguro cuando tres misiles impactaron en edificios civiles el viernes.

Las imágenes de sus edificios carbonizados o destruidos, incluido un jardín de infantes con las ventanas rotas, ahora se unen a las de Kharkiv y Mariupol como testimonio del brutal conflicto.

Más noticias en la Web  Las tarifas del Reino Unido a Pakistán suben un 300% después de que PIA no pudiera ingresar al espacio aéreo

“Hoy se suponía que íbamos a recibir a personas que necesitan mucho apoyo”, dijo Svetlana Kalenecheko, que vive y trabaja en una clínica que resultó dañada.

“Ahora no podemos ayudar a nadie”.

Los ataques contra civiles provocaron una nueva oleada de advertencias de La Haya y las Naciones Unidas el viernes de que Rusia está cometiendo crímenes de guerra.

“Realmente nos dirigimos hacia una tragedia inimaginable”, advirtió Cornish, de Médicos Sin Fronteras, quien insistió en que “todavía hay tiempo para evitarlo, y debemos ver cómo se evita”.

‘Catástrofe’

Mientras tanto, el Kremlin está rodeando lentamente a Kiev, y el asesor presidencial ucraniano Mykhailo Podolyak la llama una “ciudad sitiada”.

Tuiteó que estaba “listo para luchar”, con puestos de control preparados y líneas de suministro en su lugar, y agregó: “Kiev resistirá hasta el final”.

El ejército ucraniano ha dicho que Rusia está tratando de eliminar las defensas de Kiev en el norte y el oeste, donde los suburbios, incluidos Irpin y Bucha, ya han sufrido días de intensos bombardeos.

Los vehículos blindados rusos también avanzan por el noreste de la capital.

A medida que continúa el avance lento pero constante, también lo hace la marea de refugiados.

Unas 100.000 personas han podido abandonar la ciudad nororiental de Sumy, la ciudad oriental de Izyum y las áreas al noroeste de Kiev en los últimos dos días, dijeron funcionarios ucranianos.

Zelensky advirtió que las condiciones de vida se estaban deteriorando rápidamente.

“En las regiones de Sumy, Kyiv y Donetsk, ya no hay electricidad. Sí, hay problemas con la calefacción. No hay gas, ni agua”, dijo.

“Es una catástrofe humanitaria”.

‘Asesinos de Siria’

Los combatientes extranjeros ya han entrado en el conflicto ucraniano de ambos lados, y el viernes, el Kremlin intensificó los esfuerzos para traer refuerzos, particularmente de Siria.

Un furioso Zelensky acusó a Rusia de contratar “asesinos de Siria, un país donde todo ha sido destruido… como lo están haciendo aquí con nosotros”.

Más noticias en la Web  "No hay tiempo que perder", detenga el flujo de armas mortales al ejército de Myanmar ahora, insta a un experto en derechos de la ONU |

En el sur de Ucrania, soldados rusos secuestraron al alcalde de Melitopol, lo que Zelensky dijo que era una “señal de debilidad” y un “crimen contra la democracia”.

Los efectos globales del conflicto continuaron en otros lugares.

Las demandas rusas de última hora relacionadas con el conflicto amenazaron con descarrilar el proceso casi completo de revivir el acuerdo nuclear iraní el viernes.

Y la lucha provocó promesas de reforzar las defensas de la Unión Europea, y los líderes de la UE describieron la invasión como una llamada de atención.

“No se puede negar el hecho de que hace dos semanas nos despertamos en una Europa diferente, en un mundo diferente”, dijo el jefe del Consejo Europeo, Charles Michel.

Rusia también se movió el viernes para bloquear Instagram e iniciar un caso penal contra su propietario Meta, ya que Moscú respondió al gigante tecnológico por permitir publicaciones que pedían violencia contra las fuerzas rusas.

‘No pelearemos’

Hasta el momento, las conversaciones no han progresado para poner fin a los enfrentamientos.

Putin ha dicho que las negociaciones se llevan a cabo “casi a diario”, pero la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, dijo en Bucarest que el líder ruso “no ha mostrado signos de involucrarse en una diplomacia seria”.

En las Naciones Unidas, los países occidentales acusaron a Rusia de difundir teorías de conspiración “salvajes” después de que el enviado de Moscú dijera a los diplomáticos que Estados Unidos y Ucrania habían investigado el uso de murciélagos para llevar a cabo una guerra biológica.

El enviado estadounidense dijo que Rusia había hecho las afirmaciones como parte de un “esfuerzo de bandera falsa” por usar sus propias armas químicas en Ucrania.

Biden advirtió que Rusia pagaría un “precio severo” si usaba armas químicas.

Pero una vez más evitó con cuidado cualquier indicación de que tal ataque sería una línea roja que podría atraer una acción militar directa de los EE. UU.

“No pelearemos una guerra contra Rusia en Ucrania”, dijo.



Source link