vie. Jul 19th, 2024



El domingo, Roman Protasevich volaba en un avión de Ryanair desde Grecia a Lituania, donde, según los informes, ha estado viviendo en el exilio desde que huyó de Bielorrusia en 2019.

A raíz de las protestas populares a gran escala que estallaron el pasado mes de agosto tras las controvertidas elecciones presidenciales, según los informes, el gobierno del presidente Alexander Lukashenko lo acusó de incitar al desorden público y al odio social.

Según informes de prensa, el avión fue obligado a aterrizar en Bielorrusia, por un avión militar bielorruso, tras lo cual, el Sr. Protasevich junto con su novia, fueron arrestados en Minsk, mientras que otros tres pasajeros también abandonaron el avión.

Según los informes, Bielorrusia dijo el lunes que una amenaza de bomba los había llevado a desviar el avión a Minsk, y que el avión de guerra había sido enviado para escoltar el avión a un lugar seguro en tierra.

Llame para una consulta completa

“El Secretario General está profundamente preocupado por el aparente aterrizaje forzoso de un avión de pasajeros sobre Bielorrusia el 23 de mayo y la posterior detención del Sr. Roman Protasevich, periodista bielorruso a bordo”, dijo un comunicado emitido por el portavoz de António Guterres.

El jefe de la ONU pidió “una investigación completa, transparente e independiente sobre este inquietante incidente” e instó a todas las partes interesadas a cooperar con la investigación.

Dijo que seguía “muy preocupado por el deterioro de la situación de los derechos humanos en Bielorrusia” tras las elecciones. “Insta a las autoridades bielorrusas a respetar plenamente todas sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos, incluso en relación con las libertades de expresión, reunión y asociación”.

Muchos gobiernos emiten una condena por el incidente, incluidos los líderes de Estados Unidos, Reino Unido, Lituania, Ucrania y la Unión Europea. Según los informes, los líderes de la UE estaban discutiendo las sanciones relacionadas con la aviación contra Bielorrusia en una cumbre el lunes por la noche, y una investigación completa por parte de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), una agencia especializada de la ONU.

‘Reunión urgente’ convocada por la industria de la aviación civil de la ONU

Por su parte, la OACI tuiteó el domingo que estaba “seriamente preocupada” por el incidente, que podría contravenir el Convenio sobre Aviación Civil Internacional, conocido como el Convenio de Chicago, firmado en 1944, que rige los principios y reglas de la industria aerea.

El lunes, la agencia informó que el presidente del Consejo de la OACI, Salvatore Sciacchitano, había convocado una reunión urgente de los 36 representantes diplomáticos que integran el órgano rector, sobre el incidente de Ryanair, para este próximo miércoles.





Fuente de la Noticia