mar. Jun 18th, 2024


Foto: AFP/archivo

KANO: Al menos 19 miembros del personal de seguridad, incluidos 13 soldados, murieron en un asalto de hombres armados en el estado de Kebbi, en el noroeste de Nigeria, dijeron el miércoles una fuente de seguridad y residentes.

La batalla estalló el martes por la noche en Kanya, una aldea en el distrito de Danko-Wasagu, solo un día después de que decenas de miembros de una milicia de autodefensa murieran en la misma zona.

Al menos 57 vigilantes fueron asesinados en la cercana Sakaba el lunes en una emboscada de bandas criminales fuertemente armadas conocidas localmente como bandidos.

Cientos de hombres armados invadieron Kanya, enfrentándose a un destacamento militar y policial combinado en un tiroteo de tres horas, dijeron la fuente y los residentes.

“La cifra de muertos es de 19. Incluyen 13 soldados, cinco policías y un vigilante”, dijo a la AFP un miembro del personal de seguridad que no quiso ser identificado.

Otros ocho miembros del personal de seguridad, incluidos cuatro soldados, fueron hospitalizados con heridas, agregó.

“Fue una lucha intensa que duró más de tres horas. Los terroristas tenían la ventaja debido a su gran número”.

El ejército y la policía no respondieron de inmediato a una solicitud de comentarios sobre el incidente.

El noroeste y el centro de Nigeria han estado aterrorizados durante años por bandas criminales que asaltan y saquean pueblos, roban ganado y llevan a cabo secuestros masivos de residentes para pedir rescate.

Pero recientemente los ataques se han intensificado incluso cuando los militares intentan expulsar a los bandidos de sus campamentos.

– gánsteres de motocicletas –

En el asalto del martes, el residente local Musa Arzika, que dio el mismo número de víctimas, dijo que los atacantes llegaron en “alrededor de 200 motocicletas, tres en cada una” y sitiaron la aldea.

“Los cuerpos de 13 soldados, cinco policías y un vigilante muertos en la pelea fueron llevados a Zuru esta mañana”, dijo.

“Creemos que fueron los mismos bandidos que mataron a los vigilantes”, dijo.

Arzika dijo que los bandidos siguieron un camino de arbustos hasta otro pueblo donde secuestraron a un jefe local antes de dirigirse a un pueblo junto al río, donde estacionaron sus motocicletas.

“Cruzaron el río y rodearon Kanya, atacando al personal de seguridad desde tres direcciones”, dijo.

Un líder de la comunidad dijo que la pandilla irrumpió en la aldea alrededor de las 1600 GMT y se quedó hasta las 1900 GMT después de someter al personal de seguridad.

“Los bandidos no atacaron a los residentes que permanecieron en el interior durante la pelea”, dijo el líder comunitario que no quiso ser identificado por seguridad personal.

“Cuando regresaron a Gwazawa al otro lado del río, hicieron acrobacias con sus motocicletas para celebrar antes de partir”, dijo.

Las bandas criminales operan campamentos en los vastos bosques que se extienden a ambos lados de los estados de Zamfara, Katsina, Kaduna y Níger.

El ejército de Nigeria dice que ha estado bombardeando campamentos de bandidos y luchando para expulsarlos de los bosques, pero las pandillas a menudo atacan en un estado antes de volver a cruzar a los escondites del bosque.

La violencia de los bandidos en los estados centrales y del noroeste de Nigeria es solo uno de los desafíos que enfrentan las fuerzas de seguridad, que también luchan contra una insurgencia yihadista de 12 años en el noreste y las tensiones separatistas en el sureste del país.



Source link