Ir al contenido

Humedales: ‘Héroes anónimos’ de la crisis climática |


Una definición amplia de humedales incluye ecosistemas como lagos y ríos, acuíferos subterráneos, pantanos, arrecifes de coral y muchos otros; pero también, sitios artificiales creados por el hombre, como estanques de peces o embalses.

Aunque cubren solo alrededor del 6 por ciento de la superficie terrestre de la Tierra, el 40 por ciento de todas las especies de plantas y animales viven o se reproducen en ellos.

Los humedales también son vitales para el bienestar y la seguridad humanos. Más de mil millones de personas en todo el mundo dependen de ellos para su sustento, aproximadamente una de cada ocho personas en la Tierra.

‘Golpeando por encima de su peso’

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), estos ecosistemas también son los héroes anónimos de la crisis climática.

De hecho, almacenan más carbono que cualquier otro ecosistema, y ​​solo las turberas almacenan el doble que todos los bosques del mundo.

Y los ecosistemas de humedales interiores absorben el exceso de agua y ayudan a prevenir inundaciones y sequías, algo fundamental para ayudar a las comunidades a adaptarse a un clima cambiante.

En palabras de Leticia Carvalho, Coordinadora Principal de Agua Dulce y Marina del PNUMA, los humedales saludables “superan su peso en términos de beneficios”.

Proteger los humedales

El tema del primer Día Mundial es “Acción de humedales para las personas y la naturaleza”.

Sirve como un llamado urgente para actuar e invertir capital financiero, humano y político, para evitar que los humedales del mundo desaparezcan por completo y restaurar las áreas que ya se han perdido.

Más noticias en la Web  Primera persona: aprender una receta para la libertad en Nigeria |

Los humedales están desapareciendo tres veces más rápido que los bosques y son el ecosistema más amenazado de la Tierra. En solo 50 años, desde 1970, el 35 por ciento de los humedales del mundo se han evaporado.

Las actividades humanas que han alimentado esto incluyen la agricultura, la construcción, la contaminación, la sobrepesca y la sobreexplotación de los recursos; junto con especies invasoras que alteran el equilibrio y el cambio climático.

Alrededor del 85 por ciento de los humedales presentes en 1700 se perdieron en 2000, muchos se secaron para dar paso al desarrollo, la agricultura u otros usos “productivos”.

Por eso, explicó la Sra. Carvalho, su protección es una prioridad para el PNUMA y un enfoque especial de la Década de las Naciones Unidas para la Restauración de Ecosistemas.

Según el experto, la Conferencia Climática de la ONU (COP 26), en noviembre pasado, “empezó a poner de relieve el papel de las finanzas y la voluntad política”.

“[But] más de ambos deben canalizarse hacia los humedales, consagrarse en las contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC) de los países e integrarse mejor en los planes de desarrollo”, dijo.

Beneficios

Repletos de diferentes especies, los humedales también son un aliado clave en la lucha para detener la pérdida de biodiversidad.

Más noticias en la Web  El nuevo jefe de misión apunta a oportunidades antes de las elecciones de 2023 en la República Democrática del Congo |

Más de 140 000 especies, incluido el 55 % de todos los peces, dependen de los hábitats de agua dulce para sobrevivir. Las especies de agua dulce son importantes para los ecosistemas locales, proporcionan fuentes de alimentos e ingresos para los humanos y son clave para el control de inundaciones y erosión.

A pesar de esta importante contribución, las especies de los humedales se están extinguiendo más rápidamente que las especies terrestres o marinas, con casi un tercio de toda la biodiversidad de agua dulce en peligro de extinción.

Según el PNUMA, la buena noticia es que la protección, la gestión sostenible y la restauración de los humedales funcionan, y este daño puede revertirse.

Un proyecto en el Báltico, por ejemplo, tiene como objetivo mejorar la calidad del agua en lagunas contaminadas por la escorrentía de fertilizantes mediante el uso de humedales flotantes, ricos en vegetación, para eliminar nutrientes como el nitrógeno y el fósforo.

En 2015, bajo el Objetivo de Desarrollo Sostenible 6, Meta 6, todos los países se comprometieron a proteger y restaurar los humedales para 2030.

El Día Mundial, el 2 de febrero, también marca el aniversario de la Convención sobre los Humedales, que fue adoptada como tratado internacional en 1971.





Fuente de la Noticia