mié. May 22nd, 2024



En un comunicado emitido el lunes por la noche, el portavoz adjunto Farhan Haq dijo que el jefe de la ONU calificó el ataque mortal en la ciudad de Al-Sadr en Bagdad como “un recordatorio para todos nosotros de que el flagelo del terrorismo no tiene límites”.

Al menos 30 personas murieron y decenas más resultaron heridas cuando explotó una bomba en la capital iraquí, según fuentes de seguridad.

El dispositivo explotó en el mercado de Al-Wuhailat mientras las familias se preparaban para el festival islámico de Eid al-Adha el martes.

El Sr. Guterres expresó su más sentido pésame a las familias de las víctimas, el Gobierno y el pueblo del Iraq y deseó a los heridos una pronta recuperación.

“El Secretario General subraya la necesidad de que los autores de este crimen comparezcan rápidamente ante la justicia”, se lee en el comunicado.

Los niños mueren

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) también lamentó las muertes, que incluían niños, y las lesiones sufridas por las personas en la explosión.

“Este horrible ataque justo antes de Eid Al-Adha es un terrible recordatorio de la violencia que siguen enfrentando los niños iraquíes”, dijo la Representante de UNICEF en el país, Sheema Sen Gupta.

“Esos niños se estaban preparando para los días especiales que vendrían con sus familias”, agregó.

El funcionario de la ONU recordó que los niños deben estar protegidos en todo momento y crecer en un entorno seguro libre de cualquier forma de violencia.

“En la víspera de Eid Al-Adha y mientras los iraquíes lloran este triste momento, UNICEF pide a todos los actores en Irak que trabajen juntos por un Irak más seguro donde los niños no tengan que vivir con miedo y donde disfruten de sus actividades y derechos básicos. ”, Concluyó.

Las células durmientes no dejan descanso

Fuentes noticiosas lo llamaron el atentado más mortífero en Bagdad en seis meses e informaron que la red terrorista del Estado Islámico afirmó estar detrás de la explosión, diciendo que uno de sus miembros detonó un chaleco explosivo.

Aunque el Gobierno declaró la victoria en su guerra contra el grupo yihadista a fines de 2017, las llamadas “células durmientes” continúan librando una insurgencia de bajo nivel en el país.





Fuente de la Noticia