mié. Abr 24th, 2024


El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Foto: Archivo

WASHINGTON (AP) – El presidente Joe Biden ordenó el miércoles a las agencias de inteligencia estadounidenses que le informaran en los próximos tres meses si el virus COVID-19 surgió por primera vez en China de una fuente animal o de un accidente de laboratorio.

Las agencias deberían “redoblar sus esfuerzos para recopilar y analizar información que podría acercarnos a una conclusión definitiva, e informarme en 90 días”, dijo Biden en un comunicado emitido por la Casa Blanca.

Según Biden, las agencias están actualmente divididas sobre las dos posibles fuentes del virus que barrió el planeta durante el año pasado, matando a más de 3.4 millones de personas; la cifra, según los expertos, es sin duda una subestimación.

La orden de Biden señala una escalada en la creciente controversia sobre cómo surgió el virus por primera vez: a través del contacto con animales en un mercado en Wuhan, China, o mediante la liberación del coronavirus desde un laboratorio de investigación altamente seguro en la misma ciudad.

La respuesta tiene inmensas implicaciones tanto para China, que dice que no es responsable de la pandemia, como para la política estadounidense, donde los republicanos han utilizado la teoría del laboratorio para atacar a Beijing.

Biden dijo que en marzo pidió un informe sobre los orígenes del virus, incluyendo “si surgió del contacto humano con un animal infectado o de un accidente de laboratorio”.

“Al día de hoy, la comunidad de inteligencia de Estados Unidos se ha ‘fusionado en torno a dos escenarios probables’, pero no ha llegado a una conclusión definitiva sobre esta cuestión”, dijo.



Source link