mié. May 22nd, 2024



Las terapias (artesunato, imatinib e infliximab) se probarán en pacientes hospitalizados con COVID-19 en 52 países bajo el programa Solidarity PLUS.

Ha habido más de 203 millones de casos de la enfermedad registrados en todo el mundo hasta el miércoles, según datos de la OMS. El mundo alcanzó la marca de los 200 millones la semana pasada, solo seis meses después de que los casos superaran los 100 millones.

Se necesitan más terapias

Durante una conferencia de prensa en Ginebra, el jefe de la agencia, Tedros Adhanom Ghebreyesus, subrayó la necesidad crítica de encontrar terapias COVID-19 más efectivas y accesibles.

“Ya tenemos muchas herramientas para prevenir, probar y tratar COVID-19, incluidos el oxígeno, la dexametasona y los bloqueadores de IL-6. Pero necesitamos más, para los pacientes en todos los extremos del espectro clínico, desde la enfermedad leve a la grave. Y necesitamos trabajadores de la salud que estén capacitados para usarlos en un ambiente seguro ”, dijo.

Los tres medicamentos fueron seleccionados por un panel independiente por su potencial para reducir el riesgo de muerte en personas hospitalizadas por COVID-19.

Ya se están utilizando para tratar otras afecciones.

El artesunato es un medicamento para la malaria grave, el imatinib se usa para ciertos cánceres, incluida la leucemia, mientras que el infliximab se usa para tratar la enfermedad de Crohn, la artritis reumatoide y otras enfermedades del sistema inmunológico.

Los fabricantes Ipca, Novartis y Johnson & Johnson donaron los medicamentos para el ensayo.

La colaboración produce resultados

Solidarity PLUS es la mayor colaboración mundial entre los 194 Estados Miembros de la OMS, con la participación de miles de investigadores en más de 600 hospitales.

Finlandia se encuentra entre los 52 países que participan, 16 más que el Ensayo de Solidaridad inicial, y contribuye a la iniciativa de solidaridad con la vacuna COVAX. Dos hospitales universitarios han sido los primeros a nivel mundial en iniciar la segunda fase.

Hanna Sarkkinen, ministra de Asuntos Sociales y Salud del país, dijo que los ensayos clínicos tienen un gran potencial para salvar vidas.

“A pesar de que hay aproximadamente 3,000 estudios clínicos sobre COVID-19, la mayoría de ellos son demasiado pequeños para proporcionar información significativa. Necesitamos ensayos clínicos que sean lo suficientemente grandes como para brindar mejores tratamientos para los pacientes con COVID-19 ”, dijo.

El año pasado se evaluaron cuatro fármacos en el ensayo de solidaridad inicial, que mostró que remdesivir, hidroxicloroquina, lopinavir e interferón tenían poco o ningún efecto en los pacientes hospitalizados con COVID-19.

Se esperan resultados finales el próximo mes.





Fuente de la Noticia