sáb. Abr 20th, 2024


Al final de una visita oficial de 11 días, Alioune Tine relató historias sobre el aumento de ejecuciones extrajudiciales, secuestros de civiles y violaciones colectivas, y dijo que “el deterioro grave y continuo de la situación de seguridad ha superado un umbral crítico”.

“Un Estado debilitado e impotente tiene dificultades para asumir el papel que le corresponde de proteger a la población civil frente a los grupos armados que pululan por todo el país”, dijo.

‘Salto de fe’

El experto de la ONU dijo que algunos malienses expresaron serias dudas sobre la voluntad política de las autoridades para garantizar la seguridad de los civiles, especialmente en las regiones más afectadas por el conflicto.

“Esto debe cambiar absolutamente”, enfatizó el Sr. Tine, subrayando la necesidad de un “acto de fe nacional y un compromiso inquebrantable” por parte de las autoridades, junto con el apoyo activo de sus socios para “restaurar la autoridad del Estado y asegurar la protección de la población civil ”.

Deterioro de la seguridad

Expresó su profunda preocupación por el fracaso de las instituciones de seguridad del Estado, que han dado lugar a ataques totales contra civiles por parte de extremistas armados como Jama’at Nusrat al-Islam wal Muslimin, el Estado Islámico en el Gran Sahara y otros que consolidan su control. sobre zonas del norte y centro del país.

Además, estos grupos también se están expandiendo a las regiones del sur, mientras que la violencia comunitaria está aumentando en el centro de Malí.

Civiles en Gao, Menaka y Tombuctú en el norte; Bandiagara, Douentza, Mopti y Segou en el centro; y Koutiala, San y Sikasso en el sur han sufrido violaciones básicas de derechos humanos y han perdido la vida.

Como el El deterioro del respeto por los derechos humanos se está produciendo en un contexto de impunidad generalizada para los perpetradores., el experto de la ONU presionó a las autoridades para que le dieran a este “problema preocupante … la máxima prioridad”.

Falta de proteccion

Entre el 1 de abril y el 30 de junio, la Misión de Estabilización de la ONU en Malí (MINUSMA) documentó al menos 43 ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias cometidas por las Fuerzas de Defensa y Seguridad de Malí.

“Es inquietante que Las poblaciones civiles también están sufriendo la violencia de las fuerzas de seguridad y defensa de Malí, que se supone que deben protegerlas.”, Afirmó el experto de la ONU.

Y las milicias y grupos armados cometieron 258 abusos de derechos durante los primeros siete meses de este año, lo que equivale al 88% del número total de incidentes denunciados en todo 2020.

MINUSMA / Gema Cortes

Menaka, en el noreste de Malí, ha experimentado una creciente inseguridad como resultado de los ataques de grupos terroristas y otros grupos armados.

Secuestros y violencia

Los secuestros también aumentaron drásticamente, con 435 documentados solo en los primeros seis meses de este año, cinco veces más que en todo 2019.

Si bien los perpetradores son principalmente grupos armados comunitarios y milicias en el centro de Malí, otros grupos armados también han llevado a cabo secuestros.

Las violaciones en grupo y otras formas de violencia contra las mujeres también están aumentando, al igual que los ataques a los llamados esclavos, un tema que el experto independiente destacó el mes pasado.

Enfrentando autoridades

El Sr. Tine dijo que ha expresado sus preocupaciones al gobierno de Malí: “Por lo tanto, invito a las autoridades de Malí a cumplir con sus compromisos”, dijo. “Esto ayudará a tranquilizar y restablecer la confianza en las instituciones del Estado por parte de la población civil y muchos interlocutores”.

El experto de la ONU también se reunió con funcionarios de alto nivel, incluido el Primer Ministro y el Ministro de Relaciones Exteriores.

El deterioro del respeto por los derechos humanos se está produciendo en un contexto de impunidad generalizada: Experto de la ONU

Detención ‘ilegal’

Malí ha experimentado dos golpes militares durante el año pasado, que han empañado los esfuerzos por restaurar un gobierno democrático electo. Las autoridades de transición se han comprometido a respetar un calendario que llama a elecciones el próximo febrero.

“Pude reunirme con el ex presidente Bah N’Daw y el ex primer ministro Moctar Ouane que todavía están bajo arresto domiciliario”, dijo y discutió con las autoridades malienses “el carácter ilícito de esta situación y la necesidad de ponerle fin lo antes posible como sea posible”.

“Hemos tomado nota de las medidas concretas adoptadas por las autoridades de Malí para su inminente liberación”, añadió.

Investigación

En cuanto a la muerte del detenido que intentó asesinar al coronel Assimi Goïta, presidente de la Transición, el experto de la ONU pidió a las autoridades que abrieran una “investigación exhaustiva, rápida e imparcial de conformidad con las obligaciones internacionales de derechos humanos de Malí”.



Fuente de la Noticia