mar. Jun 18th, 2024



En virtud de un proyecto de acuerdo marco de biodiversidad mundial respaldado por la ONU, los países acordaron proteger el 30 por ciento del planeta y restaurar al menos el 20 por ciento para 2030.

Aunque reconoció que el plan es esencial para conservar la biodiversidad, el relator especial de la ONU sobre derechos humanos y medio ambiente, David Boyd, advirtió que “no debe lograrse a expensas de nuevas violaciones de derechos humanos contra los pueblos indígenas y otras poblaciones rurales”.

Dijo que se debe prestar especial atención a los pueblos indígenas, los afrodescendientes, las comunidades locales, los campesinos, las mujeres rurales y los jóvenes rurales, ninguno de los cuales tiene una prioridad adecuada en el proyecto de plan actual, a pesar de las mejoras recientes.

Socios naturales

Estos individuos y grupos “deben ser reconocidos como socios clave en la protección y restauración de la naturaleza”, dijo Boyd. “Sus derechos humanos, sobre la tierra y la tenencia, el conocimiento y las contribuciones a la conservación deben ser reconocidos, respetados y apoyados”.

El experto independiente en derechos, que fue designado por el Consejo de Derechos Humanos de Ginebra e informa al mismo, advirtió contra lo que llamó enfoques de “conservación de fortalezas” que tienen como objetivo restaurar “áreas silvestres vírgenes” donde no viven humanos.

Este enfoque ha tenido efectos devastadores sobre los derechos humanos en las comunidades de estas zonas seleccionadas, insistió el Relator Especial, incluso en los pueblos indígenas y otros habitantes de las zonas rurales.

Dejar los derechos humanos en la periferia simplemente no es una opción, porque la conservación basada en los derechos es el camino más eficaz, eficiente y equitativo para salvaguardar el planeta ”, dijo el Sr. Boyd, antes de instar a los Estados miembros a“ poner los derechos humanos en el centro del nuevo Marco Mundial para la Diversidad Biológica ”.

Marco de biodiversidad

La convocatoria se produjo antes de una cumbre de biodiversidad de la ONU, conocida como COP15, que se llevará a cabo virtualmente en octubre y en persona el próximo abril en Kunming, China.

En ese momento, representantes de 190 gobiernos buscarán finalizar el Marco Global de Biodiversidad Post-2020 de las Naciones Unidas.

El borrador del texto publicado en julio destacó la necesidad de abordar las amenazas a la biodiversidad, el bienestar humano y el futuro de la vida en la Tierra, mientras se busca establecer un “mundo que viva en armonía con la naturaleza” para 2050.

Manteniendo que el acuerdo marco no va lo suficientemente lejos para preservar y proteger la naturaleza y sus servicios esenciales para las personas, el Sr.Boyd instó a los Estados a hacer obligatorios los enfoques basados ​​en los derechos para conservar, restaurar y compartir los beneficios de la biodiversidad, incluido el financiamiento de la conservación.

“También es imperativo que el Marco reconozca que todos, en todas partes, tienen derecho a vivir en un medio ambiente seguro, limpio, saludable y sostenible, un derecho que incluye ecosistemas saludables y biodiversidad”, dijo.

Biosfera saludable

Ampliando su informe a la Asamblea General en octubre pasado, “Los derechos humanos dependen de una biosfera saludable”, el Sr. Boyd dio a conocer un resumen de políticas en el que pedía un enfoque más inclusivo, justo y sostenible para salvaguardar y restaurar la biodiversidad.

El documento describe los costos para los derechos humanos y la eficacia limitada de la llamada conservación excluyente, donde la población local es vista como una amenaza para los ecosistemas naturales y se mantiene alejada.

Los relatores especiales trabajan de forma voluntaria. No son personal de la ONU ni reciben remuneración por su trabajo.

Marco global: objetivos clave

  • Proteger el 30 por ciento de las áreas terrestres y marítimas a nivel mundial y colocar al menos el 20 por ciento en restauración.

  • Prevenir o reducir la tasa de introducción y establecimiento de especies exóticas invasoras en un 50%.

  • Controlar o erradicar las especies exóticas invasoras para eliminar o reducir sus impactos ambientales.

  • Reducir al menos a la mitad la pérdida de nutrientes al medio ambiente.

  • Reducir los pesticidas en al menos dos tercios.

  • Elimina los desechos plásticos.

  • Abordar el cambio climático a través de enfoques basados ​​en los ecosistemas y evitar los impactos negativos sobre la biodiversidad.

  • Reducir los incentivos dañinos para la biodiversidad en al menos $ 500 mil millones por año.

  • Aumentar los recursos financieros de todas las fuentes en al menos $ 200 mil millones por año.

  • Aumentar los flujos financieros internacionales hacia los países en desarrollo en al menos $ 10 mil millones por año.



Fuente de la Noticia