mar. Jun 18th, 2024


Al actualizar al Consejo sobre los acontecimientos desde que el presidente Faustin-Archange Touadéra declaró un alto el fuego unilateral en octubre pasado, el representante especial Mankeur Ndiaye, quien también encabeza la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de la ONU en el país (MINUSCA), alertó que “la situación de seguridad sigue siendo preocupante”.

En algunas partes del territorio se desarrollan operativos militares contra grupos armados, en particular la Coalición de Patriotas por el Cambio, dijo.

A su vez, estas milicias están realizando represalias tanto contra las fuerzas de seguridad nacional como contra la población.

Violencia sexual y reclutamiento de niños

Si bien señaló el progreso en términos de recuperar el control del territorio previamente ocupado por grupos armados, el Sr. Ndiaye denunció que todas las partes del conflicto continúan cometiendo violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario.

Estos incluyen el uso excesivo de la fuerza contra ciertas comunidades, la violencia sexual basada en género y el reclutamiento, abuso y uso de niños por parte de grupos armados.

En ese contexto, el jefe de MINUSCA instó a las autoridades centroafricanas a realizar las investigaciones necesarias, enjuiciar a los perpetradores y hacer justicia a las víctimas.

Signos positivos

El funcionario de la ONU continuó describiendo pasos positivos hacia el restablecimiento de la paz y la estabilidad, luego de la adopción de la Hoja de Ruta Conjunta para la Paz de CAR el 16 de octubre, incluida una visita a Bangui el 14 de enero de representantes de la Conferencia Internacional sobre la Región de los Grandes Lagos.

Pidió al Gobierno que demuestre más compromiso para mantener el rumbo, incluso mediante la adopción de mecanismos de seguimiento y un cronograma claro.

Refiriéndose al papel proactivo de MINUSCA en la facilitación del proceso de paz, por ejemplo, ayudando a aflojar el estancamiento político y restaurar un clima de confianza, lo que ha resultado en el regreso de la oposición democrática al Comité que organiza los diálogos nacionales, enfatizó que el proceso debe revitalizarse a través del papel complementario desempeñado por el Acuerdo de Jartum de 2019 y la Hoja de ruta conjunta adoptada más recientemente.

Esperanza de imparcialidad

El Representante Especial de la ONU también acogió con satisfacción la celebración de la primera audiencia del Tribunal Penal Especial, subrayando la importancia de su independencia e imparcialidad para llevar a cabo su mandato.



Fuente de la Noticia