Libia violó los derechos de una mujer activista ‘objetivo’, dice el comité contra la discriminación |



Magdulein Abaida huyó de Libia en 2012 después de ser acosada, torturada y obligada a cerrar su organización de derechos de la mujer, Hakki, o “My Right”.

“Fue atacada y amenazada por su activismo por los derechos de las mujeres. Pero el gobierno libio no investigó, procesó, castigó ni proporcionó reparaciones por la tortura y el acoso que le infligieron ”, dijo Nahla Haidar, miembro de la CEDAW.

Interrogado por supuestos vínculos con Israel

La activista libia de derechos humanos participaba en un taller sobre los derechos de la mujer en la ciudad de Bengasi el 9 de agosto de 2012 cuando varios hombres armados la obligaron a marcharse.

Más tarde ese mismo día, fue detenida y sacada de su habitación de hotel por un grupo de milicias islamistas, la Brigada de los Mártires del 17 de febrero.

Durante los siguientes cinco días, el joven de 25 años fue detenido en diferentes recintos administrados por el gobierno y por la Brigada Mártires del 17 de febrero. La organización en ese momento estaba recibiendo dinero del Ministerio de Defensa de Libia para llevar a cabo funciones de aplicación de la ley en el sur y el este de Libia.

Durante este tiempo, la Sra. Abaida fue objeto de hostigamiento, insultos y golpizas físicas. También fue alcanzada con un arma por una milicia que amenazó con matarla.

La Sra. Abaida fue interrogada sobre sus presuntos vínculos con Israel debido a su trabajo de traducción para un periodista israelí, que estaba haciendo un documental sobre los derechos de la mujer en Libia. También fue llevada ante el viceministro del Interior, quien se quejó del “ruido” que había creado en los medios de comunicación.

Más noticias en la Web  Se necesitan soluciones "audaces y creativas" para una economía sostenible y postpandémica |

Quejas presentadas

El 14 de agosto, la Sra. Abaida fue puesta en libertad y devuelta a Trípoli, la capital del país.

Pero el correo de odio y las amenazas de muerte del público la obligaron a renunciar a su trabajo como ONG que promueve los derechos de las mujeres y, en septiembre de 2012, huyó al Reino Unido, donde le concedieron asilo.

Presentó su denuncia ante el Comité en 2017.

“Invitamos a Libia a responder a la denuncia en cuatro ocasiones desde 2018 hasta 2020, y lamentamos que el Estado parte no haya respondido a nuestras solicitudes”, dijo Haidar.

Este es el primer caso en el que el Comité constató una violación por un país de la región de Oriente Medio y África del Norte de los derechos de un defensor de los derechos humanos.

Hacer reparaciones

El Comité solicitó que Libia garantizara la rendición de cuentas y proporcionara reparación a la Sra. Abaida.

También emitió recomendaciones generales de amplio alcance a Libia para abordar la violencia de género contra la mujer cometida por funcionarios públicos y agentes no estatales.

Según la CEDAW, la violencia de género contra las mujeres incluye acciones directas tomadas por o en nombre de los estados parte, así como la falta de un gobierno para prevenir, investigar y sancionar los actos de violencia contra las mujeres.



Fuente de la Noticia