jue. Abr 18th, 2024



“El panorama desolador que surge de Daraa al-Balad y otros vecindarios subraya cuánto riesgo hay de civiles, expuestos repetidamente a los combates y la violencia y, de hecho, bajo asedio”, dijo la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

Con la única ruta para salir de la ciudad bajo estricto control del gobierno, los tanques ruedan por las calles y la gente enfrenta puestos de control y restricciones de movimiento mientras sus propiedades son confiscadas y robadas, agregó.

Asalto militar

A medida que las hostilidades entre las fuerzas gubernamentales y los grupos armados se intensificaron a fines de julio, los bombardeos y los ataques de artillería han estado golpeando las zonas residenciales.

Esto sigue a semanas de tensión creciente, durante las cuales el Gobierno impuso controles más estrictos en las carreteras de entrada y salida del barrio de Daraa al-Balad, un antiguo bastión de la oposición, y otras zonas para presionar a los grupos armados para que se rindieran, entregaran sus armas y se trasladaran al norte.

Más recientemente, solo han permitido que los peatones salgan de Daraa al-Balad a lo largo de la carretera al-Saraya, sometiéndolos a estrictos controles de seguridad, según la oficina de derechos de la ONU.

Las fuerzas gubernamentales también han estacionado tanques en zonas residenciales para fortalecer sus posiciones militares en Daraa al-Balad.

“Recuerdo a las partes en conflicto sus obligaciones en virtud del derecho internacional humanitario, en particular en lo que respecta a la protección de los civiles, y en virtud del derecho internacional de los derechos humanos”, dijo el jefe de Derechos Humanos de la ONU.

“Tanques en áreas residenciales y un puesto de control instalado en una casa, sugieren enfáticamente que no se están tomando las precauciones necesarias”.

Defiéndete

Miembros de grupos armados de oposición han lanzado contraataques en varias zonas de la provincia rural de Daraa y, según informes, han capturado a decenas de soldados del Gobierno.

Según la oficina de derechos humanos de la ONU, ACNUDH, este ha sido el enfrentamiento más grave desde 2018, cuando las fuerzas gubernamentales establecieron el control sobre Daraa tras varios acuerdos de reconciliación negociados por Rusia.

Muertes en aumento

Mientras tanto, en medio de un aumento de la violencia la semana pasada, el ACNUDH documentó al menos ocho muertes de civiles por ataques terrestres reportados por fuerzas gubernamentales y grupos armados.

Entre los muertos había cinco miembros de una familia cuya casa fue alcanzada en la ciudad de al-Yaduda en la zona rural occidental de Daraa.

El ACNUDH dijo que al menos una granada de mortero lanzada por individuos armados no identificados alcanzó y dañó el Hospital Nacional de Daraa en Daraa al-Mahatta.

A medida que se ajustan las cuentas y los controles cambian dentro de las áreas, la oficina de derechos de la ONU continúa documentando asesinatos selectivos, incluidos al menos 101 civiles desde enero hasta el 31 de julio.

En otra indicación de lo tensa y peligrosa que es la situación de seguridad en la provincia de Daraa, el ACNUDH dijo que la mayoría de las personas murieron a manos de perpetradores no identificados en tiroteos desde vehículos.

Convulsiones

Entre otros incidentes confirmados por la oficina de derechos de la ONU, las fuerzas gubernamentales se incautaron y ocuparon varias viviendas particulares en las zonas de Shamal al-Khat, al-Panorama y al-Sabeel en Daraa al-Mahatta, expulsando a los ocupantes sin permitirles llevarse sus pertenencias. .

Estas fuerzas también robaron dinero, teléfonos móviles y ordenadores portátiles durante los allanamientos de al menos nueve casas particulares los días 30 y 31 de julio en Daraa al-Mahatta.

Desde el 28 de julio, el ACNUDH ha dicho que al menos 18.000 civiles han huido de Daraa al-Balad, muchos de ellos a la propia ciudad de Daraa y zonas cercanas, incluidos varios cientos de personas que se refugian en escuelas de Daraa al-Mahatta.

“Es necesario que haya un alto el fuego inmediato para aliviar el sufrimiento de los civiles en Daraa”, insistió el Alto Comisionado. “También pido a las partes en el conflicto que permitan y faciliten el acceso rápido y sin obstáculos de ayuda humanitaria”.



Fuente de la Noticia