Ir al contenido

Los derechos humanos en Bielorrusia continúan en espiral descendente, advierte Bachelet |



La violencia de género es motivo de grave preocupación, con informes de que aproximadamente el 30 por ciento de las personas detenidas arbitrariamente eran mujeres y niñas, dijo Michelle Bachelet al Consejo de Derechos Humanos en Ginebra.

Libertades bajo ataque

Las severas restricciones a las libertades fundamentales también han continuado desde la disputada reelección del presidente Alexander Lukashenko en agosto del año pasado, dijo la Sra. Bachelet.

Destacó las redadas policiales en curso contra los grupos de la sociedad civil y los medios de comunicación independientes, y las detenciones por motivos políticos y los enjuiciamientos penales de activistas y periodistas.

Se cree que más de 650 personas están en prisión debido a sus opiniones, incluido el jefe del conocido grupo de derechos humanos, Viasna.

Suprimir la disidencia

La Sra. Bachelet señaló que el objetivo principal de las autoridades bielorrusas era reprimir las críticas y el disenso de las políticas gubernamentales, en lugar de cualquier protección de las leyes de derechos humanos.

Agregó que lamentó que la solicitud de reunión con el Embajador de Belarús haya sido rechazada, lo que impidió una visita de trabajo al país.

El jefe de derechos humanos de la ONU dijo que hasta el 10 de agosto, 27 periodistas y trabajadores de los medios de comunicación permanecen detenidos, incluido el bloguero de alto perfil Roman Protasevich, quien fue arrestado en mayo junto con su socio ruso, luego de que su vuelo de Grecia a Lituania fuera desviado a Bielorrusia. , provocando la condena mundial.

Respuesta bielorrusa

En respuesta a las declaraciones del Consejo, Belarús dijo que su Gobierno había restablecido el orden en el país y que “la gente trabajaba y llevaba una vida normal”.

Más noticias en la Web  Etiopía: El futuro de Tigray y el Cuerno de África 'en grave incertidumbre' |

Insistió en que las acciones de las autoridades de Belarús tienen como objetivo preservar el orden y proteger los derechos de todos los ciudadanos.

Reiterando su desacuerdo con la resolución 46/2, que condena las “graves violaciones de los derechos humanos en Belarús en curso”, afirmó que se había ignorado la posición del Gobierno y que el objetivo principal de las protestas era una transición revolucionaria del poder.

Llamamiento para el acceso a los países

La Sra. Bachelet dijo en la reunión que el Consejo podría considerar una serie de medidas de rendición de cuentas; sin embargo, solo se había aprobado el 50% de los recursos disponibles para el mandato.

Dijo que esperaba que esto aumentara en 2022. El jefe de derechos de la ONU también insistió en que el acceso directo al país era importante, por ejemplo, para acceder físicamente a los centros de detención. Sin embargo, señaló que “se podría lograr mucho incluso sin acceso físico”.



Fuente de la Noticia