lun. May 20th, 2024
Lucy Liu

Lucy Liu está usando su voz e influencia para lograr un cambio para la comunidad asiático-estadounidense, y explica cómo eso comienza con obtener el voto.

Lucy Liu no se queda en silencio. La Elemental La actriz, de 52 años, explicó en una nueva entrevista que una vez se comprometió a permanecer apolítica debido a su papel como embajadora de UNICEF. Pero no más. Lucy está usando su fama para hablar sobre el aumento de los crímenes de odio asiático-estadounidenses en los Estados Unidos y lograr un cambio real. “Estoy dispuesto a hacer eso porque no quiero que otras personas se sientan inseguras. Quiero que algunas de las personas que piensan que esto está bien sepan que esto no está bien “, dijo. La salud de la mujer.

Lucy Liu
Aingeru Zorita

Le apasiona especialmente votar. La los ángeles de Charlie Star dijo en la edición de mayo de 2021 que espera que su voz “pueda ayudar a influir en la gente para que salga a votar”, y agregó que los estadounidenses de origen asiático no votan históricamente al mismo ritmo que los estadounidenses blancos. Por ejemplo, en Nueva York, donde vive Lucy, los estadounidenses de origen asiático constituían el 7% de los votantes en noviembre de 2018, según el Pew Research Center. Los votantes blancos constituyeron el 62%. “No creemos que nuestras voces importen, y lo hacen”, dijo Lucy.

Lucy calificó los actos de violencia contra los estadounidenses de origen asiático, incluido el tiroteo masivo en Atlanta que mató a seis mujeres, “aterradores” e “escandalosos”. Ella cree que los delitos de odio, impulsados ​​por el desconocimiento sobre el virus COVID-19, “prueban, sin duda, que las palabras importan. La semilla se ha plantado a través de pensamientos y palabras que le dan a las personas permiso para manifestar sus frustraciones y enojos. Personas que usan [racist] las palabras, o que no usan sus palabras para proteger a otras personas, son cómplices, independientemente del lado o color que represente en la atmósfera política “.

Lucy Liu
Aingeru Zorita

Admitió que a veces le da miedo salir con su hijo de cinco años, Rockwell, en la ciudad de Nueva York, donde ha habido múltiples incidentes de violencia contra asiático-americanos en el último mes. “No me siento lo suficientemente relajada como para sacar a mi hijo sin tener un plan”, dijo Lucy a la revista. “Nací y crecí aquí. Elegí vivir en un lugar cosmopolita porque me siento más seguro en él. Estos ataques realmente han creado un sentimiento de vulnerabilidad, no solo para mí, sino para muchas otras personas “.