dom. Jun 23rd, 2024


La gente en Myanmar protesta contra el golpe militar. Foto: Archivo

HAHARE, 5 de mayo (AA / APP): Más de 700 personas han sido asesinadas desde que comenzaron las manifestaciones contra el golpe militar del 1 de febrero, dijo un grupo de monitoreo el miércoles.

Las fuerzas militares de Myanmar mataron a seis personas más, lo que elevó el número de muertos a 769, dijo la Asociación de Asistencia a Presos Políticos en su último informe. Agregó que el ejército ha detenido a 3.677 personas, de las cuales 83 han sido condenadas.

La gente en Mandalay, Yangon y otras ciudades continuaron protestando contra la dictadura, mientras que estudiantes de varias instituciones educativas lanzaron una campaña de “no vayas a la escuela y abandones” contra el gobierno militar, dijo.

Según el comunicado, los soldados de la junta allanaron las casas de los líderes que protestaban en la aldea de Aung Pan del municipio de Yezakyo, región de Magway, se llevaron objetos de valor y amenazaron a toda la aldea con acciones similares si se unían a los manifestantes.

“La ASEAN, en particular, debe ejercer una presión más fuerte sobre Birmania, la comunidad internacional debe hacer cumplir una acción poderosa”, dijo el grupo.

“Las respuestas tardías resultarán en aún más víctimas y sufrimiento para los civiles”.

Mientras tanto, los medios locales informaron que los combatientes de la resistencia en Hakha, la capital del estado de Chin, afirmaron haber matado a ocho soldados del régimen golpista en los enfrentamientos que comenzaron el miércoles.

La Fuerza de Defensa de Chinland, el grupo formado después del golpe, atacó a las fuerzas de la junta y mató a cuatro soldados el domingo por la noche y cuatro más el lunes por la noche, según Myanmar Now.

El grupo se formó a principios de abril y está formado por personas de la etnia chin de nueve municipios del estado de Chin, así como de áreas fuera del estado.

Lanzó un ataque el domingo después de emitir un comunicado advirtiendo al ejército que liberara a 60 lugareños detenidos, lo que el ejército no hizo, según el comunicado.

Los que se unieron al Movimiento de Desobediencia Civil fueron amenazados de muerte por las fuerzas de la junta.

“Interrogan a civiles. Los golpearon ”, dijo Myanmar Now citado por el portavoz del grupo.



Source link