Ir al contenido

Nueva investigación muestra crímenes de guerra cometidos por todas las partes en conflicto sirio |



En su último informe, la Comisión de Investigación sobre Siria destacó la campaña militar lanzada a fines del año pasado en la gobernación de Idlib por las fuerzas progubernamentales, para retomar las últimas áreas restantes bajo el control de los grupos armados.

‘Difundiendo el terror’

Los Comisionados también sostuvieron que el grupo terrorista designado por la ONU Hayat Tahrir al-Sham (HTS) bombardeó indiscriminadamente áreas civiles densamente pobladas, “propagando el terror” en áreas controladas por el gobierno.

“Es completamente detestable que, después de más de nueve años, los civiles continúen siendo atacados indiscriminadamente, o incluso atacados, mientras realizan sus vidas cotidianas”, dijo el presidente de la Comisión, Paulo Pinheiro.

Bombardeado mientras huía

“Los niños fueron bombardeados en la escuela, los padres fueron bombardeados en el mercado, los pacientes fueron bombardeados en el hospital … familias enteras fueron bombardeadas incluso mientras huían”, continuó. “Lo que queda claro de la campaña militar es que las fuerzas progubernamentales y los terroristas designados por la ONU violaron flagrantemente las leyes de la guerra y los derechos de los civiles sirios”.

Junto a la fuerza aérea rusa, las tropas del gobierno sirio “llevaron a cabo ataques aéreos y terrestres que diezmaron la infraestructura civil, despoblaron pueblos y aldeas”, matando a cientos de mujeres, hombres y niños, dijeron los comisionados, que informan al Consejo de Derechos Humanos en Ginebra.

El derecho internacional se burló

Numerosos lugares protegidos por el derecho internacional en el noroeste del país fueron destruidos en ataques aéreos y terrestres, algunos involucrados con municiones en racimo, según su informe.

Detalla cómo desde noviembre de 2019 hasta junio de este año, 52 ataques de todas las partes incluyeron 17 contra hospitales e instalaciones médicas; 14 en escuelas, 12 en hogares y nueve en mercados.

Más noticias en la Web  Se insta a Irán a prevenir el conflicto y la 'crisis nuclear'

Si se demuestra en la corte, tales actos equivaldrían a los crímenes de guerra de lanzar ataques indiscriminados y ataques deliberados contra objetos protegidos, sostuvieron los investigadores.

Desplazamiento masivo

A partir de la segunda mitad de diciembre y mediados de febrero, el bombardeo “generalizado e indiscriminado” llevado a cabo por las fuerzas progubernamentales en Ma’arrat al-Nu’man y Ariha en la gobernación de Idlib, así como Atarib y Darat Azza en el oeste de Alepo. , condujo al desplazamiento masivo, según el informe.

Los civiles no tuvieron más remedio que huir, dijeron los comisionados, y agregaron que esto puede equivaler a los crímenes contra la humanidad de traslado forzoso, asesinato y otros actos inhumanos.

Detenido, torturado, ejecutado

Cuando la gente huyó, los terroristas del HTS saquearon sus hogares, los investigadores continuaron y “mientras se libraban las batallas, detuvieron, torturaron y ejecutaron a civiles que expresaban opiniones disidentes, incluidos periodistas”.

Las trabajadoras de los medios fueron doblemente víctimas, ya que el grupo terrorista continuó discriminando a las mujeres y las niñas, incluso al negarles la libertad de movimiento.

“Las mujeres, los hombres y los niños que entrevistamos se enfrentaron a la horrible elección de ser bombardeados o huir a zonas controladas por HTS donde hay abusos desenfrenados de los derechos humanos y asistencia humanitaria extremadamente limitada”, dijo la comisionada Karen Koning AbuZayd. “Los actos de los miembros de HTS equivalen a crímenes de guerra”.

En un llamado a los casi un millón de civiles altamente vulnerables desplazados por el conflicto en la gobernación de Idlib que ahora enfrentan una amenaza adicional de COVID-19, el Comisionado Hanny Megally instó a todas las partes en el conflicto a que cesen los ataques contra civiles y objetos civiles.

Más noticias en la Web  Crisis de Ucrania: familias aterrorizadas buscan refugio bajo tierra en la capital |

“Ahora más que nunca, los civiles necesitan un acceso sostenido y sin restricciones a la asistencia humanitaria que no debe ser politizada por los Estados miembros ni instrumentalizada por las partes en conflicto. Las pandemias no conocen fronteras, ni tampoco la ayuda para salvar vidas ”, dijo el Sr. Megally, al tiempo que exhortó a los Estados miembros a buscar la responsabilidad por los delitos descritos en el informe.

Está previsto que el informe de la Comisión se presente el 14 de julio al Consejo de Derechos Humanos durante su actual 44º período de sesiones.



Fuente de la Noticia