Ir al contenido

Occidente impone sanción a Moscú


Esta imagen de satélite Maxar tomada y publicada el 22 de febrero de 2022 muestra transportadores de equipo pesado en las afueras occidentales de Klintsy, Rusia, aproximadamente 40 km al este de la frontera con Ucrania.-AFP

WASHINGTON (AP) — El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció el martes nuevas y duras sanciones contra Rusia por “comenzar” una invasión de Ucrania, pero dijo que todavía había tiempo para evitar la guerra, incluso cuando Vladimir Putin señaló planes para enviar tropas más allá de las fronteras de Rusia.

La cámara alta de Rusia, el Consejo de la Federación, le dio a Putin la aprobación unánime para desplegar “fuerzas de paz” en dos regiones ucranianas separatistas ahora reconocidas por Moscú como independientes, y potencialmente en otras partes de Ucrania.

Biden anunció lo que llamó el “primer tramo” de sanciones, incluidos los pasos para privar a Rusia de financiamiento y apuntar a las instituciones financieras y las “élites” del país.

Pero dejó la puerta abierta a un último esfuerzo diplomático para evitar una invasión rusa a gran escala.

“No hay duda de que Rusia es el agresor, por lo que tenemos una visión clara de los desafíos que enfrentamos”, dijo el presidente.

“Sin embargo, todavía hay tiempo para evitar el peor de los casos que traerá un sufrimiento incalculable a millones de personas”.

El discurso de Biden siguió a una ola de sanciones anunciadas por Gran Bretaña y la Unión Europea, luego de que Putin reconociera a las autoproclamadas repúblicas rebeldes de Donetsk y Lugansk.

Alemania también anunció que detendría la certificación del gasoducto Nord Stream 2 de Rusia.

Los planes de Putin siguen sin estar claros, pero los funcionarios occidentales han estado advirtiendo durante semanas que ha estado preparando una invasión total de Ucrania, una medida que podría desencadenar una guerra catastrófica en Europa.

Más noticias en la Web  El príncipe saudita Abdullah da su último suspiro

‘Rechazo de la diplomacia’

La administración de Biden señaló que ya no cree que Rusia se tome en serio evitar un conflicto, ya que el secretario de Estado, Antony Blinken, dijo que había cancelado una reunión con el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, programada para el jueves.

“Ahora que vemos que está comenzando la invasión y que Rusia ha dejado en claro su rechazo total a la diplomacia, no tiene sentido seguir adelante con esa reunión”, dijo Blinken.

En declaraciones a los periodistas, Putin dijo que los acuerdos de paz de Minsk sobre el conflicto de Ucrania ya no existían y reconoció los reclamos de los separatistas sobre más territorio del que controlan actualmente.

Pero agregó que el despliegue de tropas rusas “dependería de la situación específica… sobre el terreno” y pareció ofrecer a Ucrania una salida al renunciar a sus esperanzas de unirse a la alianza militar de la OTAN liderada por Estados Unidos.

“La mejor solución… sería que las actuales autoridades de Kiev se negaran a unirse a la OTAN y mantuvieran la neutralidad”, dijo Putin.

El jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que la alianza tenía “todas las indicaciones” de que Moscú “sigue planeando un ataque a gran escala contra Ucrania”.

Kiev no mostró signos de dar marcha atrás, y el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, se reunió con Biden para pedir más ayuda militar.

El movimiento de reconocimiento de Rusia provocó una condena enfática del jefe de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, quien lo calificó como “un golpe mortal a los Acuerdos de Minsk respaldados por el Consejo de Seguridad (de la ONU)”.

Más noticias en la Web  El primer ministro iraquí escapa ileso en un ataque con aviones no tripulados a una residencia, hace un llamamiento a la calma

‘Más agresión militar’

Biden dijo en su discurso en la Casa Blanca que Estados Unidos continuaría suministrando armas “defensivas” a Ucrania y desplegaría más tropas estadounidenses para reforzar a los aliados de la OTAN en Europa del Este.

Kiev llamó a su principal diplomático de Moscú cuando el presidente Volodymyr Zelensky advirtió que el reconocimiento de Putin de las regiones separatistas anunciaba una “agresión militar adicional” contra Ucrania.

El ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, dijo que los ministros de Relaciones Exteriores de la UE “acordaron por unanimidad un paquete inicial de sanciones”, y también canceló una reunión con su homólogo ruso.

“Las sanciones dañarán a Rusia y lo harán mucho”, dijo a los periodistas el jefe de política exterior de la UE, Josep Borrell.

Gran Bretaña impuso sanciones a cinco bancos rusos y tres multimillonarios, y Canadá hizo lo mismo con medidas similares.

En algunas capitales se ha debatido si el envío de tropas de Moscú a un área que ya estaba controlada por rebeldes respaldados por Rusia equivale al tipo de invasión total que justificaría la imposición de las sanciones más duras.

Pero la retórica de Putin seguramente generará preocupaciones.

Rusia dijo que había establecido relaciones diplomáticas “a nivel de embajadas” con las regiones controladas por los separatistas, que se separaron de Kiev en 2014 en un conflicto que costó 14.000 vidas.

Lavrov envió felicitaciones a sus homólogos de la República Popular de Donetsk y la República Popular de Lugansk.

‘No esperábamos esto’

Un soldado ucraniano murió el martes y seis sufrieron heridas en enfrentamientos con rebeldes respaldados por Moscú en el este, dijo el ejército.

Más noticias en la Web  La mayoría de las tropas británicas ahora están fuera de Afganistán: primer ministro Johnson

En la ciudad de primera línea de Shchastya, los proyectiles resonaron alrededor de una central eléctrica mientras los temerosos residentes esperaban el despliegue ruso.

Un proyectil golpeó el techo del bloque de apartamentos de Valentyna Shmatkova, de 59 años, durante la noche y destrozó todas las ventanas de su apartamento de dos habitaciones.

“Pasamos la guerra en el sótano”, dijo, refiriéndose a los combates de 2014.

“Pero no esperábamos esto. Nunca pensamos que Ucrania y Rusia no terminarían estando de acuerdo”.

Después de una dramática reunión televisada con sus altos funcionarios, Putin se dirigió al pueblo ruso el lunes en un discurso de una hora de duración, a menudo enojado, desde su oficina en el Kremlin.

Criticó a Ucrania como un “títere” de Occidente, acusando a Kiev de preparar una “guerra relámpago” para retomar las regiones separatistas.

Las acciones estadounidenses y asiáticas se hundieron el martes por los temores de guerra y las preocupaciones sobre las sanciones.



Source link