jue. May 30th, 2024



El enviado especial de la ONU para el Cuerno de África, Parfait Onanga-Anyanga, informó que las negociaciones recientes bajo la Unión Africana (UA) han producido pocos avances.

Las partes no han podido acordar un marco de participación para resolver los problemas pendientes, que incluyen un mecanismo de resolución de disputas, así como la gestión de la presa durante una sequía prolongada.

“Las Naciones Unidas siguen disponibles para promover una solución en la que todos salgan ganando apoyando a los Estados Miembros en esta compleja cuestión, donde la voluntad política genuina, el compromiso y la buena vecindad son esenciales”, dijo.

Las tensiones aumentan

La disputa sobre el GERD se remonta a abril de 2011, cuando Etiopía comenzó a construir la presa en el Nilo Azul, que se convertirá en el proyecto de energía hidroeléctrica más grande de África.

Cuando esté terminado, almacenará 74.000 millones de metros cúbicos de agua y generará más de 5.000 megavatios de electricidad.

La construcción está casi terminada y el año pasado el embalse detrás de la presa comenzó a llenarse por primera vez. Etiopía anunció esta semana que ha comenzado a llenarse nuevamente.

Egipto y Sudán se han opuesto, afirmando que cualquier llenado adicional debe ocurrir en el contexto de un marco acordado.

Si bien los recursos hídricos compartidos han sido motivo de controversia, también pueden ser la base para la cooperación, dijo a los embajadores la directora del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Inger Andersen.

“En esta etapa, y con otras fuentes de tensión regional en aumento, debemos reconocer que la superación de las diferencias restantes entre las partes requerirá un trabajo cuidadoso, meticuloso, apoyado por los expertos técnicos y legales relevantes y con la determinación de los tres estados de llegar en una solución cooperativa, en pos del desarrollo sostenible para todos con el espíritu de ‘un río, un pueblo, una visión’ ”, dijo.

Acuerdo posible

La Sra. Andersen hizo hincapié en que se puede llegar a un acuerdo sobre la presa, y debe alcanzarse, al tiempo que subrayó la disposición de la ONU para apoyar a los países y a la Unión Africana para llegar a un acuerdo que sea beneficioso para todas las partes.

La cooperación entre los tres países nunca ha sido más importante a medida que aumenta la demanda de agua, agregó, debido a factores como el crecimiento de la población, la urbanización y la industrialización. Al mismo tiempo, también enfrentan la amenaza de un aumento de las inundaciones y sequías más intensas debido al cambio climático.

“Por lo tanto, es imperativo que las partes trabajen juntas para manejar estos desafíos interconectados”, dijo. “Para llegar a un acuerdo óptimo, la confianza, la transparencia y el compromiso abierto serán clave”.



Fuente de la Noticia