Ir al contenido

Sri Lanka: cronología de una crisis


Miembros de la Asociación de Oficiales Médicos del Gobierno sostienen pancartas durante una manifestación silenciosa contra la profundización de la crisis económica de Sri Lanka en Colombo el 6 de abril de 2022. — AFP

COLOMBO: Sri Lanka se ha sumido en la agitación política, con el presidente Gotabaya Rajapaksa bajo presión para renunciar a medida que aumentan las protestas por una crisis económica.

La nación insular de 22 millones de habitantes está experimentando una grave escasez de alimentos, combustible y otros elementos esenciales, junto con una inflación récord y cortes de energía paralizantes, que han infligido una miseria generalizada en la recesión más dolorosa desde la independencia de Gran Bretaña en 1948.

El país del sur de Asia, que salió de una devastadora guerra civil en 2009 y fue sacudido por los bombardeos islamistas en 2019, también se ha visto muy afectado por la pandemia de covid-19, que torpedeó su vital sector turístico.

La invasión rusa de Ucrania ha asestado un nuevo golpe a la industria del turismo, ya que los dos países europeos representaron la primera y la tercera fuente de visitantes de Sri Lanka en enero.

Así es como se ha desarrollado la crisis:

31 de marzo: casa del presidente amenazada

Cientos de manifestantes, reunidos por activistas de las redes sociales no identificados, intentan asaltar la casa del presidente Rajapaksa, exigiendo su renuncia en una noche de violencia e ira por la crisis económica.

La policía dispara gases lacrimógenos y cañones de agua y al menos un hombre resulta gravemente herido.

La capital es puesta bajo toque de queda.

1 de abril: Estado de emergencia

A medida que se extienden las protestas, Rajapaksa declara el estado de emergencia, otorgando a las fuerzas de seguridad amplios poderes para arrestar y detener a los sospechosos.

El estado de emergencia es para la “protección del orden público y el mantenimiento de suministros y servicios esenciales para la vida de la comunidad”, dice Rajapaksa en una proclamación.

Más noticias en la Web  INTERVIEW: Address conflict, climate change, disease, to reduce humanitarian need, urges outgoing ‘relief chief’ |

2 de abril: despliegue de tropas, toque de queda

Sri Lanka declara un toque de queda nacional de 36 horas y despliega tropas.

La orden entra en vigencia al anochecer y debía levantarse en la mañana del 4 de abril, dice la policía, un período que cubre las protestas antigubernamentales masivas planificadas.

3 de abril: renuncia del gabinete

El gobierno bloquea brevemente el acceso a las redes sociales antes de que se levante la prohibición tras un fallo del Consejo de Derechos Humanos del país.

Casi todo el gabinete de Sri Lanka luego renuncia a sus cargos en una reunión nocturna, dejando a Rajapaksa y su hermano Mahinda, el primer ministro, aislados.

4 de abril: más renuncias

Rajapaksa ofrece compartir el poder con la oposición bajo una administración de unidad dirigida por él y Mahinda, pero es rechazado.

Las fuerzas de seguridad fuertemente armadas buscan sofocar más manifestaciones.

El comercio se detiene en la bolsa de valores de Sri Lanka.

El gobernador del banco central, que se había resistido a los crecientes llamados para buscar un rescate del FMI, también anuncia su renuncia.

La ex capitana de la prueba de cricket de Sri Lanka, Mahela Jayawardene, se une a los llamados para que los líderes del gobierno renuncien.

5 de abril: el presidente pierde la mayoría

Los problemas de Rajapaksa se profundizan cuando el ministro de finanzas, Ali Sabry, renuncia solo un día después de su nombramiento.

Rajapaksa luego pierde su mayoría parlamentaria cuando los antiguos aliados instan a su renuncia y las manifestaciones continúan por quinto día consecutivo. Levanta el estado de alarma.



Source link