Sudán del Sur asolado por la violencia y la corrupción, según escucha el Consejo de Derechos Humanos |



Al presentar una actualización del foro en Ginebra, la Alta Comisionada Adjunta de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Nada Al-Nashif, destacó “niveles asombrosos de violencia localizada”.

Ella lo atribuyó a las milicias comunitarias que fueron responsables de casi todos los asesinatos, lesiones, secuestros y violencia sexual entre abril y junio de este año.

Lucha contra la impunidad ‘mínima’

Según la Misión de la ONU en Sudán del Sur, (UNMISS), en el período de tres meses, 585 personas murieron, 305 resultaron heridas y miles fueron desplazadas por la fuerza en todo el país, particularmente en Jonglei y el área administrativa del Gran Pibor.

A pesar de las numerosas denuncias de violaciones graves de los derechos humanos y el derecho humanitario, el progreso en la lucha contra la impunidad ha sido mínimo, dijo Al-Nashif, antes de alentar “enérgicamente” al Gobierno a trabajar en estrecha colaboración con los líderes locales para lograr resoluciones pacíficas del conflicto.

Crisis de derechos humanos ‘épica’

También informando al Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en Sudán del Sur, Sra. Yasmin Sooka, subrayó que desde marzo pasado, la situación de los derechos humanos en el país se había deteriorado considerablemente y que una crisis de derechos humanos de proporciones “épicas” se está desarrollando de una manera dramática.

Señaló que ha habido un aumento de ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas y torturas, así como violaciones y violencia sexual relacionada con el conflicto.

La intolerancia del gobierno a las críticas también ha llevado a un ataque brutal a las libertades fundamentales y la represión de la disidencia, utilizando fuerza excesiva contra civiles, dijo.

Más noticias en la Web  La violencia en Myanmar "debe cesar de inmediato": agencias de la ONU |

Según la Sra. Sooka, entre junio y agosto de este año, más de 100 civiles murieron en un conflicto étnico de Tambura en Equatoria Occidental. Según los informes, entre 80.000 y 120.000 personas han sido desplazadas por el conflicto, y miles han huido al estado vecino de Bahr el Ghazal y al condado de Ezo.

Humanitarios bajo ataque

El presidente también advirtió que la comunidad humanitaria en el país está cada vez más bajo ataque, lo que resulta en la suspensión de sus actividades y la reubicación de los trabajadores humanitarios.

Más de 4,3 millones de personas han sido desplazadas, se cree que casi el 80% de la población vive en la pobreza extrema y más de 7,2 millones de personas experimentan inseguridad alimentaria, continuó.

La Sra. Sooka también señaló que el llamamiento humanitario de la ONU para Sudán del Sur asciende a aproximadamente $ 1.7 mil millones, menos de la mitad de los cuales han sido comprometidos por la comunidad internacional. Sudán del Sur ocupó el séptimo lugar entre los 8 países del mundo con las peores crisis humanitarias, dijo.

$ 73 millones tomados

La Sra. Sooka también sostuvo que los líderes del país han seguido desviando “cantidades asombrosas de dinero … de las arcas públicas (del país)”.

El resultado ha sido socavar los derechos humanos y poner en peligro la seguridad de las personas en el país.

Según las investigaciones llevadas a cabo por la Comisión durante los últimos dos años, más de $ 73 millones se desviaron desde 2018. También señaló que esta cifra es solo una fracción de la cantidad total saqueada, ya que las élites gobernantes de Sudán del Sur habían desviado más de $ 4 mil millones, desde 2012, el año posterior a la independencia.

Más noticias en la Web  Detener la legislación sobre medidas coercitivas de salud mental en Europa - Expertos de la ONU |



Fuente de la Noticia