mié. Abr 17th, 2024



Según informes de prensa, MSF perdió contacto con un vehículo que transportaba a trabajadores de la sucursal española de la agencia, el jueves por la tarde, y sus cuerpos fueron descubiertos el viernes por la mañana, cerca del vehículo vacío.

Las víctimas fueron identificadas como la ciudadana española María Hernández y los miembros del personal etíope Yohannes Halefom Reda y Tedros Gebremariam Gebremichael. “No hay palabras que puedan transmitir realmente nuestra tristeza, conmoción e indignación por este horrible ataque”, dijo MSF en un comunicado.

El conflicto comenzó en Tigray en noviembre pasado, entre las fuerzas del Gobierno central y las fuerzas regionales del Frente de Liberación Popular de Tigray (TPLF), arrojando a la región a una crisis humanitaria con combates que provocaron desplazamientos masivos y advertencias de la ONU, de una inminente hambruna.

De pie ‘en solidaridad’

En un comunicado, el jefe de la ONU describió los asesinatos como “totalmente inaceptables y una terrible violación del Derecho Internacional Humanitario. Los perpetradores deben ser encontrados y castigados severamente.

“Me solidarizo con nuestros socios humanitarios que están arriesgando sus vidas para brindar protección y socorro a la gente de Tigray”, agregó el Sr. Guterres.

La jefa de derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet, dijo en un comunicado que estaba indignada por los brutales asesinatos. “Los trabajadores humanitarios y de derechos humanos son civiles y, como tales, nunca pueden ser atacados. Las partes en el conflicto deben respetar plenamente el derecho internacional humanitario y de derechos humanos “.

Los “horribles asesinatos se producen mientras seguimos recibiendo informes de violaciones graves en curso del derecho internacional humanitario y graves violaciones y abusos de los derechos humanos en Tigray”, agregó, y pidió una “investigación oportuna, transparente y exhaustiva sobre el asesinato de nuestros colegas humanitarios”. y todos los informes de violaciones, y los perpetradores deben rendir cuentas “.

En un mensaje en Twitter, el jefe de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), António Vitorino, dijo que estaba conmocionado por el asesinato de los trabajadores de MSF, “que estaban atendiendo a algunas de las personas más vulnerables… La OIM condena en los términos más enérgicos , el objetivo de los trabajadores humanitarios en los conflictos “.

El director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas, David Beasley, dijo que estaba “conmocionado por la terrible noticia”, y agregó que los trabajadores habían estado “simplemente tratando de ayudar a otros que lo necesitaban … nuestros pensamientos y oraciones están con sus familias”. y amigos durante este momento difícil “.

Ataque de misiles

El conflicto de Tigray ha continuado sin cesar en los últimos días, y los civiles son los más afectados por la violencia. El martes, en medio de relatos contradictorios, un ataque aéreo del Gobierno de Etiopía golpeó un mercado en la aldea de Togoga y, según los informes, mató a muchos civiles, incluidos mujeres y niños.

El viernes, el secretario general António Guterres emitió un comunicado en el que condenaba enérgicamente el ataque y expresaba su “más sentido pésame a las familias de las víctimas”.

“El Secretario General reitera la necesidad de que todas las partes asuman sus responsabilidades en virtud del derecho internacional humanitario y de derechos humanos y garanticen la protección de los civiles. Pide una investigación independiente y rápida sobre este incidente “.

Pidió una vez más, “el fin inmediato de los combates y medidas urgentes para resolver pacíficamente el conflicto”.

La respuesta humanitaria de la ONU a la situación de seguridad altamente volátil y compleja incluye brindar asistencia alimentaria a alrededor de 5.2 millones de personas que la necesitan. Hasta ahora se ha accedido a alrededor de 3,7 millones de personas.

Más de 1.000 niños fueron tratados por desnutrición aguda severa y alrededor de 5,000 por desnutrición aguda moderada en los últimos días, mientras que más de 22,000 recibieron servicios médicos en la segunda semana de junio.





Fuente de la Noticia