Ir al contenido

10 cascos azules heridos en ataque en República Centroafricana |


Según la MINUSCA, los cascos azules formaban parte de la Unidad de Policía Constituyente de Egipto y fueron baleados por elementos de la guardia presidencial. Dos resultaron gravemente heridos.

Los cascos azules arribaron el 1 de noviembre al Aeropuerto Internacional M’Poko, como parte de la rotación periódica y el despliegue de tropas en el país y se dirigían a su base, cuando fueron atacados intensamente por la guardia presidencial, dijo un comunicado difundido por el misión.

Según MINUSCA, sucedió “sin previo aviso ni respuesta, a pesar de que estaban desarmados”.

La misión agregó que “condena enérgicamente lo que parece ser un ataque deliberado e injustificable”.

Civil asesinado

Personal de mantenimiento de la paz del contingente burundés de la MINUSCA de patrulla en Bokengue, MINUSCA / Leonel Grothe

En su intento de retirarse del área, ubicada a unos 120 metros de la residencia presidencial, el autobús de la Unidad de Policía Constituyente de Egipto, golpeó accidentalmente y mató a una mujer transeúnte, según el comunicado.

La misión dijo que deploró los hechos que llevaron al accidente y ofreció sus condolencias a la familia de la víctima durante una reunión con miembros de la familia más tarde ese día.

Investigación

El liderazgo de la MINUSCA y el Gobierno de la República Centroafricana, de inmediato abrió una investigación sobre el incidente mortal, que incluyó examinar el evento de acuerdo con las obligaciones legales descritas en el Acuerdo sobre el Estatuto de las Fuerzas.

La MINUSCA fue establecida por el Consejo de Seguridad en 2014 para brindar seguridad, apoyo humanitario, de derechos humanos y político al país, luego de años de disturbios civiles. Unos 157 efectivos de mantenimiento de la paz han perdido la vida en el cumplimiento de su deber.

Más noticias en la Web  Las nuevas restricciones laborales impuestas por los talibanes indignan a las mujeres afganas

En 2013, la República Centroafricana se vio envuelta por la violencia entre comunidades liderada por milicias anti-balaka principalmente cristianas y una coalición principalmente musulmana, conocida como Séléka.

El mes pasado, el presidente Faustin Archange Touadéra declaró un alto el fuego unilateral y, aunque gran parte del país permanece bajo el control de grupos armados, se están tomando medidas positivas para fortalecer la democracia y la estabilidad, según informó el titular de la MINUSCA, Mankeur Ndiaye, al Consejo de Seguridad. en octubre.



Fuente de la Noticia