mié. May 22nd, 2024



Los artículos, que están atascados en Dubai, debían ingresar al país esta semana, pero se han retrasado debido a que no se permite la entrada de vuelos comerciales al aeropuerto internacional de la capital, Kabul.

El Dr. Richard Brennan, Director Regional de Emergencias de la OMS con sede en El Cairo, dijo que la agencia está explorando opciones y espera tener “algunos detalles más alentadores” en los próximos días. “Estamos en negociaciones con los gobiernos de tres o cuatro países”, dijo a los periodistas, y agregó que no tenía la libertad de nombrarlos.

“Creo que podremos conseguir vuelos para traer los suministros y, con toda probabilidad, al aeropuerto de Kabul. Y luego, por supuesto, está la operación logística algo compleja de descargar los aviones, asegurándose de que los camiones puedan entrar al aeropuerto de forma segura y partir de forma segura “.

Las existencias se están agotando

La OMS, que ha estado en Afganistán durante siete décadas, subrayó su compromiso de permanecer en el país y de seguir avanzando en los últimos 20 años, incluida la reducción de la mortalidad materna y la mortalidad infantil. Sin embargo, sus suministros médicos se están agotando.

“Por lo general, en todos los países tenemos existencias de emergencia”, dijo la Dra. Rana Hajjeh, Directora de Gestión de Programas en la Oficina Regional, hablando a través de un intérprete.

“En la situación actual, lanzamos o liberamos alrededor del 70 por ciento de las existencias de emergencia que tenemos en el país. Este stock solo sería suficiente para una semana, por lo que necesitaríamos todos los kits, suministros médicos y equipos más que nunca “.

La OMS realizó recientemente evaluaciones para examinar la situación sanitaria sobre el terreno. Si bien la mayoría de las instalaciones de salud importantes son funcionales y accesibles, en todo el país están experimentando una escasez crítica de suministros, según el Dr. Dapeng Luo, representante de la agencia en Afganistán.

El Dr. Luo subrayó la necesidad urgente de servicios de salud reproductiva, servicios de salud mental, kits de higiene para las personas recién desplazadas y suplementos nutricionales para los niños. “Nuestra evaluación revela que la prestación de servicios está siendo apoyada por las autoridades sanitarias de los talibanes sin ninguna presión sobre el personal sanitario”, dijo, hablando desde Kabul.

“Se ha pedido a los trabajadores de la salud que regresen al trabajo o permanezcan en sus puestos, incluidas las trabajadoras de la salud. Sin embargo, algunas trabajadoras de la salud no están regresando a sus puestos y algunas han renunciado a sus puestos debido a la situación de inseguridad en curso ”.

Algunas trabajadoras de la salud han dimitido de sus puestos debido a la situación de inseguridad actual – Dra. Dapeng Luo, Representante de la OMS en Afganistán

Pandemia y polio

Afganistán también ha experimentado lo que el Dr. Luo describió como tres oleadas sustanciales de infecciones por COVID-19, y la OMS teme que la agitación y el desplazamiento actuales puedan provocar un aumento.

Hasta el lunes se habían registrado casi 160.000 casos de la enfermedad y más de 7.000 muertes. La inseguridad también ha provocado que las tasas de prueba de COVID-19 disminuyan, con una caída de casi el 80 por ciento la semana pasada en comparación con la semana anterior.

Con menos del cinco por ciento de los afganos vacunados, aproximadamente dos millones de personas, la OMS y sus socios están trabajando para ampliar la vigilancia, las pruebas y la vacunación entre las poblaciones desplazadas.

‘Quedarse y entregar’

Mientras tanto, Afganistán y Pakistán siguen siendo los únicos países que no han erradicado el poliovirus salvaje. El Dr. Ahmed Al-Mandhari, Director Regional de la OMS para el Mediterráneo Oriental, subrayó la necesidad de actuar ahora, ya que había un caso en cada país en lo que va de año.

“A medida que continúan desarrollándose los acontecimientos actuales, la OMS está plenamente comprometida con permanecer y cumplir en Afganistán”, dijo, hablando en nombre de los casi 700 empleados de la agencia, que trabajan en las 34 provincias.

“Ahora necesitamos el apoyo de nuestros donantes y socios para contar con nosotros, trabajar con nosotros y ayudarnos a salvar vidas, promover la salud y ayudarnos a servir a los vulnerables”.





Fuente de la Noticia