Ir al contenido

California es testigo del peor incendio de la historia que quemó un 250% más de tierra que en 2020


LOS ÁNGELES: Un gran incendio forestal en el norte de California, ya el tercero más grande en la historia del estado, continuó creciendo durante la noche, pero las autoridades dijeron el sábado que un clima más fresco y tranquilo estaba dando a los bomberos un descanso muy necesario.

El Dixie Fire ahora ha devastado 446,723 acres en cuatro condados, frente a los 434,813 del día anterior. Esa área es más grande que Los Ángeles, y ha superado el alcance del enorme Bootleg Fire en el sur de Oregon.

Pero las temperaturas más frías y los vientos más tranquilos se trasladaron al área durante la noche en una bendición para los bomberos cansados, dijo la agencia estatal Calfire. Se espera que esas condiciones continúen hasta el domingo.

El fuego está ahora contenido en un 21 por ciento.

A principios de semana, el incendio de Dixie dejó la ciudad de Greenville de la fiebre del oro carbonizada y en ruinas, aunque no se informaron muertes. También ha arrasado la pequeña ciudad de Canyondam, informó Los Angeles Times.

El Times dijo que mientras las autoridades instan a miles de lugareños a evacuar, en ocasiones se han encontrado con residentes armados que se niegan a ceder.

Cuando eso sucede, los agentes del orden piden a los residentes los nombres de los familiares más cercanos, para que se les notifique si el incendio cobra sus vidas.

Irónicamente, el movimiento del Dixie Fire hacia el noreste se ha ralentizado en parte porque ha alcanzado lo que el sitio web CalFire llama la “cicatriz” de un incendio anterior, el Moonlight Fire 2007, lo que reduce el combustible disponible.

Más noticias en la Web  COVID-19: acuerdos y retrasos 'inaceptables' que dificultan las entregas de COVAX que salvan vidas

Más de 5.000 personas están ahora luchando contra el incendio de Dixie, que está enviando enormes nubes de humo al aire que son fácilmente visibles desde el espacio.

A fines de julio, la cantidad de acres quemados en California aumentó más del 250 por ciento desde 2020, el peor año de incendios forestales en la historia moderna del estado.

Una sequía prolongada que, según los científicos, es impulsada por el cambio climático, ha dejado a gran parte del oeste de Estados Unidos reseco y vulnerable a incendios explosivos y altamente destructivos.



Source link