sáb. Abr 20th, 2024


Según cifras oficiales, más de 2.200 personas murieron y más de 12.000 resultaron heridas en el terremoto. Casi 53.000 edificios se derrumbaron y otros 77.000 resultaron gravemente dañados, mientras que la infraestructura de transporte clave también se vio gravemente afectada. Todo esto mientras Haití continúa luchando contra la pandemia de COVID-19.

El país está sufriendo una serie de crisis; el asesinato de su presidente en funciones en julio ha causado inestabilidad política e inseguridad generalizada, mientras que miles de personas ya habían sido desplazadas antes del terremoto por la violencia de las pandillas y devastadoras tormentas tropicales.

Lea más aquí sobre cómo la OIM está trabajando junto con el Gobierno de Haití para ayudar a los más necesitados.



Fuente de la Noticia