Ir al contenido

El primer ministro de Bangladesh denuncia la “tragedia” de las naciones ricas sobre el clima


La primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina, se dirige a la 77ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en la sede de la ONU en la ciudad de Nueva York el 23 de septiembre de 2022. — AFP/Archivo

NUEVA YORK: Bangladesh, un país de deltas fértiles y densamente poblados, se encuentra entre las naciones más vulnerables del mundo al cambio climático.

Pero la urgencia de la situación no se corresponde con las acciones de los países responsables de las emisiones, dijo la primera ministra Sheikh Hasina.

“No actúan. Pueden hablar pero no actúan”, dijo. AFP en una visita a Nueva York para la Asamblea General de las Naciones Unidas.

“Los países ricos, los países desarrollados, esta es su responsabilidad. Deberían presentarse. Pero no estamos recibiendo tanta respuesta de ellos. Esa es la tragedia”, dijo.

“Conozco a los países ricos, quieren volverse más ricos y ricos. No se preocupan por los demás”.

Bangladesh ha producido una cantidad minúscula de las emisiones de gases de efecto invernadero que ya han contribuido al calentamiento del planeta en un promedio de casi 1,2 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales.

El acuerdo de París pidió $ 100 mil millones al año para 2020 de las naciones ricas para ayudar a las naciones en desarrollo a hacer frente al cambio climático. Ese año, se comprometieron $ 83.3 mil millones, incluso a través de fuentes privadas, según cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Un tema clave que enfrenta la próxima cumbre climática de la ONU, que tendrá lugar en Egipto en noviembre, es si las naciones ricas también deben pagar por las pérdidas y los daños causados ​​por el cambio climático, no solo para pagar la adaptación y la mitigación.

“Queremos que se recaude ese fondo. Desafortunadamente no obtuvimos una buena respuesta de los países desarrollados”, dijo Hasina.

Más noticias en la Web  Japón protesta por las medidas de exención de impuestos de Rusia en islas controvertidas

“Porque ellos son los responsables de estos daños, deberían presentarse”, agregó el hombre de 74 años.

Las naciones ricas han acordado solo discutir el tema de pérdidas y daños hasta 2024.

La Asamblea General de este año contó con repetidos llamados a la justicia climática. El líder del pequeño Vanuatu instó a un tratado internacional contra los combustibles fósiles, mientras que el primer ministro de Pakistán advirtió que las inundaciones que han inundado un tercio de su país podrían ocurrir en otros lugares.

Preguntas sobre Rohingya

El clima no es el único tema en el que Bangladesh ve la inacción de Occidente.

Unos 750.000 rohingya huyeron a Bangladesh en 2017 después de una campaña de tierra arrasada contra el grupo minoritario por parte de las tropas en la vecina Myanmar, una campaña que Estados Unidos describió como genocidio.

Si bien el mundo ha saludado a Bangladesh por acoger a los refugiados, junto con 100.000 que huyeron de la violencia anterior, la atención ha cambiado desde la pandemia de covid-19 y ahora la invasión rusa de Ucrania.

“Mientras estén en nuestro país, sentimos que es nuestro deber”, dijo. Pero para los anfitriones de Bangladesh, la paciencia se está agotando, dijo.

Michelle Bachelet, entonces jefa de derechos humanos de la ONU, dijo en una visita en agosto que había un creciente sentimiento anti-rohingya en Bangladesh.

“La gente local también sufre mucho”, dijo Hasina. “No puedo decir que estén enojados, pero se sienten incómodos”.

“Toda la carga viene sobre nosotros. Esto es un problema”.

Los refugiados rohingya, en su mayoría musulmanes, viven en gran parte en campamentos destartalados con lonas, láminas de metal y bambú.

Más noticias en la Web  La agencia de salud de la ONU emite una definición de condición post COVID-19 para ayudar al tratamiento |

Bachelet en su visita dijo que no había perspectivas de enviarlos de regreso a Myanmar, de mayoría budista y dirigido por militares, donde los rohingya no son considerados ciudadanos.

Pero en su entrevista, Hasina señaló que había pocas opciones además de que los rohingya residieran en campamentos.

“No es posible para nosotros darles un espacio abierto porque tienen su propio país. Quieren volver allí. Esa es la principal prioridad para todos”, dijo Hasina.

“Si alguien quiere llevárselos, puede llevárselos”, agregó. “¿Por qué debería objetar?”



Source link