Ir al contenido

Hasta 180.000 trabajadores de la salud pueden haber muerto por COVID-19 |



Esa sombría estimación aparece en un nuevo documento de trabajo de la OMS basado en las 3,45 millones de muertes relacionadas con el coronavirus informadas a nivel mundial a la agencia de salud de la ONU hasta mayo; una cifra que, según la OMS, bien podría ser al menos un 60% inferior al número real de víctimas.

Para resaltar la necesidad de una mejor protección, la OMS se unió a socios mundiales que trabajan para poner fin a la pandemia, para emitir un llamado urgente a la acción concreta en nombre de los trabajadores del sector.

En declaraciones a los periodistas en Ginebra, el Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, reiteró que “la columna vertebral de todo sistema de salud es su fuerza laboral”.

“COVID-19 es una demostración poderosa de cuánto dependemos de estos hombres y mujeres, y de lo vulnerables que somos todos cuando las personas que protegen nuestra salud están desprotegidas”, agregó.

Vulnerabilidades

La OMS y sus socios dijeron que, además de la enorme preocupación por las muertes, una proporción cada vez mayor de la población activa sigue sufriendo agotamiento, estrés, ansiedad y fatiga.

Hacen un llamado a los líderes y formuladores de políticas para garantizar un acceso equitativo a las vacunas para que se dé prioridad a los trabajadores de la salud y el cuidado.

A fines del mes pasado, en promedio, dos de cada cinco de estos trabajadores estaban completamente vacunados, pero con una diferencia considerable entre las regiones.

“En África, menos de uno de cada diez trabajadores de la salud están completamente vacunados. Mientras tanto, en la mayoría de los países de ingresos altos, más del 80% de los trabajadores sanitarios están completamente vacunados “, Tedros informó.

Más noticias en la Web  Pandemia que dificulta la vida de los refugiados mayores en América Latina |

Para él, más de 10 meses desde que se aprobaron las primeras vacunas, “el hecho de que millones de trabajadores de la salud aún no hayan sido vacunados es una acusación a los países y empresas que controlan el suministro global de vacunas”.

Acción del G20

En diez días se reunirán los líderes de las principales naciones industrializadas del G20. De aquí a entonces, se producirán aproximadamente 500 millones de dosis de vacuna.

Ese es el número necesario para lograr el objetivo de vacunar al 40 por ciento de la población de todos los países, antes de fin de año.

Actualmente, 82 naciones corren el riesgo de no alcanzar ese objetivo. Para aproximadamente el 75 por ciento de esos países, es un problema de oferta insuficiente. Los demás tienen algunas limitaciones que la OMS está ayudando a resolver.

En declaraciones a los periodistas a través de un enlace de video, Gordon Brown, ex primer ministro del Reino Unido y actualmente embajador de la OMS para el financiamiento mundial de la salud, dijo que sería un “catástrofe moral de proporciones históricas” si los países del G20 no pueden actuar con rapidez.

Estas naciones se han comprometido a donar más de 1.200 millones de dosis de vacunas a COVAX. Según la OMS, hasta ahora, sólo se han entregado 150 millones.

Con los países ricos acumulando millones de dosis no utilizadas, a punto de expirar, Brown dijo que deberían iniciar un transporte aéreo “inmediato, masivo y concertado” de vacunas a los países de bajos ingresos.

Si no lo hacen, argumentó Brown, serán culpables de un “incumplimiento económico del deber que nos avergonzará a todos”.

Más noticias en la Web  Expertos de la ONU instan a EE.UU. a alinear el programa antiterrorista con el derecho internacional |

El Sr. Brown también advirtió que “cuanto más tiempo exista la desigualdad de vacunas, más tiempo estará presente el virus”.

Annette Kennedy, presidenta del Consejo Internacional de Enfermeras (CIE), y Heidi Stensmyren, presidenta de la Asociación Médica Mundial (AMM), también hablaron con los periodistas en la sesión informativa semanal de la OMS sobre el COVID-19.



Fuente de la Noticia