Ir al contenido

Irán promete ‘acción decisiva’ en ola de protestas lideradas por mujeres


Mujeres kurdas sirias participan en una manifestación en la ciudad de Hasakeh, en el noreste de Siria, el 25 de septiembre de 2022, para expresar su apoyo a Mahsa Amini (retrato), de 22 años, quien murió mientras estaba bajo la custodia de las autoridades iraníes. — AFP

PARÍS: El presidente de Irán, Ebrahim Raisi, prometió una “acción decisiva” contra la ola de disturbios que ha sacudido el país desde la muerte de la joven kurda Mahsa Amini bajo custodia de la policía moral.

Raisi calificó las protestas de “disturbios” e instó a “una acción decisiva contra los que se oponen a la seguridad y la paz del país y el pueblo”, hablando con familiares de un miliciano Basij asesinado en la ciudad de Mashhad, en una llamada telefónica el sábado, su oficina dijo.

Al menos 41 personas han muerto, en su mayoría manifestantes pero incluidos miembros de las fuerzas de seguridad de la República Islámica, según un balance oficial, aunque grupos de derechos humanos dicen que la cifra real es mucho mayor.

Cientos de manifestantes, activistas reformistas y periodistas han sido arrestados desde que estallaron las manifestaciones y los enfrentamientos callejeros, en su mayoría nocturnos, tras la muerte de Amini el 16 de septiembre y luego se extendieron a decenas de ciudades.

Las fuerzas de seguridad han disparado rondas reales y perdigones, acusan los grupos de derechos humanos, mientras que los manifestantes arrojaron piedras, incendiaron coches de policía, incendiaron edificios estatales y gritaron: “muerte al dictador”.

Las protestas más grandes de Irán en casi tres años han sido lideradas por mujeres y no por agravios políticos o económicos clásicos, sino por la ira por el código de vestimenta basado en el género estrictamente aplicado en la república islámica.

Amini, cuyo primer nombre kurdo es Jhina, fue arrestada el 13 de septiembre por presuntamente violar las reglas que obligan a cubrirse la cabeza con hiyab ceñido y que prohíben, entre otras cosas, los jeans rasgados y la ropa de colores brillantes.

Más noticias en la Web  Sudáfrica detecta una nueva variante del coronavirus con muchas mutaciones

Desde entonces, algunas manifestantes iraníes se quitaron y quemaron sus hijabs en las manifestaciones y se cortaron el cabello, algunas bailando cerca de grandes hogueras entre los aplausos de las multitudes que corearon “zan, zendegi, azadio “mujer, vida, libertad”.

‘Indignación y esperanza’

El cineasta iraní ganador del Premio de la Academia Asghar Farhadi fue el último en agregar su voz de apoyo a las “mujeres progresistas y valientes que lideran protestas por sus derechos humanos junto a los hombres” de Irán.

“Vi indignación y esperanza en sus rostros y en la forma en que marcharon por las calles”, dijo en un mensaje de video en Instagram.

“Respeto profundamente su lucha por la libertad y el derecho a elegir su propio destino a pesar de toda la brutalidad a la que están sujetos”.

El mundo se ha enterado de gran parte de la agitación y la violencia a través de imágenes temblorosas de teléfonos móviles publicadas y difundidas en las redes sociales, incluso cuando las autoridades han restringido el acceso a Internet.

Un clip ampliamente compartido muestra a una mujer joven, con el cabello expuesto, luchando con las fuerzas de seguridad con cascos y equipo antidisturbios negros antes de que la empujen al suelo, la parte posterior de su cabeza golpea la acera de la calle antes de levantarse y otros la ayudan a alejarse. mujeres.

Se bloquearon WhatsApp, Instagram y Skype y se restringió el acceso a Internet según el monitor web NetBlocks, siguiendo prohibiciones anteriores en Facebook, Twitter, TikTok y Telegram.

El grupo de derechos humanos con sede en Londres, Amnistía Internacional, advirtió sobre “el riesgo de un mayor derramamiento de sangre en medio de un apagón de Internet impuesto deliberadamente”.

Más noticias en la Web  La prevención de conflictos significa abordar los impulsores económicos, sociales e institucionales de los conflictos |

En los últimos días se han realizado protestas en el extranjero en solidaridad con las mujeres iraníes en Atenas, Berlín, Bruselas, Estambul, Madrid, Nueva York, París, Santiago, Estocolmo, La Haya, Toronto y Washington, entre otras ciudades.

‘Parcelas extranjeras’

Irán, que está gobernado por el líder supremo Ayatollah Ali Khamenei, de 83 años, y que ha sido aislado y golpeado con sanciones, principalmente por su programa nuclear, ha culpado a “complots extranjeros” por los disturbios.

También ha organizado grandes mítines en defensa del hiyab y los valores conservadores, y se programó otro mitin progubernamental para el domingo en la plaza Enghelab (Revolución) en el centro de Teherán.

El principal grupo reformista dentro de Irán, la Unión del Partido Popular Islámico de Irán, ha pedido la derogación del código de vestimenta obligatorio y la eliminación de la policía moral.

El partido, encabezado por excolaboradores del expresidente Mohammad Khatami, quien supervisó un deshielo con Occidente entre 1997 y 2005, también pidió al gobierno que “autorice manifestaciones pacíficas” y libere a los arrestados.

Los grupos de derechos humanos con sede en el extranjero han tratado de arrojar luz sobre la agitación que sacude a Irán, con informes de sus propias fuentes en el país.

El grupo Iran Human Rights, con sede en Oslo, calculó el número de muertos en 54, excluyendo al personal de seguridad.

Las autoridades iraníes aún no han declarado la causa de la muerte de Amini, quien según los activistas murió como resultado de un golpe en la cabeza.

El ministro del Interior, Ahmad Vahidi, ha insistido en que Amini no fue golpeado y que “debemos esperar la opinión final del médico forense, que lleva tiempo”.

Más noticias en la Web  La guerra en Afganistán, en cifras



Source link