Ir al contenido

Los casos de coronavirus en América Latina cruzan cuatro millones


Las personas reciben atención médica en la sala COVID-19 del Hospital Moscoso Puello en Santo Domingo. Foto: AFP

MONTEVIDEO: América Latina y el Caribe informaron que más de cuatro millones de coronavirus, con la mitad de ellos en Brasil, mostraron un AFP recuento basado en cifras oficiales.

La región superó el hito sombrío cuando Brasil informó el miércoles de un registro diario de 67.860 nuevos casos de coronavirus.

América Latina es una de las regiones más afectadas del mundo, con 4.040.925 casos registrados y 172.886 personas asesinadas por COVID-19.

Ese es el mayor número de casos de cualquier región, excepto América del Norte, y el mayor número de muertes de cualquier región, excepto Europa.

Solo Brasil ha registrado 2,2 millones de casos y 82.771 muertes, el segundo brote más grande del mundo después de Estados Unidos.

Aunque muchos países latinoamericanos han comenzado a relajar las medidas de quedarse en casa, el virus todavía se está propagando rápidamente en gran parte de la región.

Perú, México y Chile también están en la lista de los 10 principales países por casos totales, con más de 300,000 cada uno.

El número de muertos en México se ha convertido en el cuarto más alto del mundo, con 40,400.

El país superó a Italia el domingo y ahora tiene más víctimas que en cualquier otro lugar, excepto Estados Unidos, Brasil y Gran Bretaña.

En todo el mundo, el virus ha infectado a más de 15 millones de personas y ha matado a casi 625,000 desde su aparición en China a fines del año pasado.

Brasil en particular ha luchado por establecer una estrategia para responder a la pandemia.

El presidente Jair Bolsonaro enfrenta críticas por minimizar el virus y atacar las medidas de distanciamiento social adoptadas por las autoridades estatales y locales.

Más noticias en la Web  Dubai se encuentra en busca de nuevos empleos después de los despidos de COVID-19

El líder de extrema derecha, que regularmente ha salido a las calles sin máscaras para manifestaciones de sus seguidores, ha estado en cuarentena en el palacio presidencial desde el 7 de julio después de contraer el virus.

Su oficina anunció el miércoles que nuevamente había dado positivo, diciendo que continuaría su cuarentena y suspendería sus próximos planes de viaje.

Bolsonaro, de 65 años, argumenta que las consecuencias económicas de las medidas para quedarse en casa podrían ser peores que el virus en sí, y en su lugar está impulsando los medicamentos no comprobados contra la malaria como cloroquina e hidroxicloroquina como remedios, siguiendo los pasos del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Margareth Dalcomo, experta en el principal instituto de salud pública de Brasil, Fiocruz, dijo que la presión de la hidroxicloroquina de Bolsonaro era “deplorable”.

“Esta politización de la droga por parte de los presidentes de Estados Unidos y Brasil por motivos turbios no tiene justificación, y engaña a la gente”, dijo. AFP.

“Se ha demostrado que este medicamento no tiene ningún efecto contra COVID-19”.

Bolsonaro se encuentra en su tercer ministro de salud desde que la pandemia llegó a Brasil hace cinco meses, luego de haberse peleado con dos médicos que anteriormente ocuparon el puesto por sus recomendaciones sobre contener el virus.

El actual ministro, interino, es Eduardo Pazuello, un general del ejército sin experiencia médica previa.

La Organización Mundial de la Salud expresó optimismo la semana pasada de que el brote en Brasil finalmente había alcanzado una meseta, instando al país a aprovechar la oportunidad para “tomar el control”.

Más noticias en la Web  Macron nombra a la primera primera ministra francesa en tres décadas

Pero aunque el nivel de infecciones y muertes diarias se ha estabilizado, sigue siendo alto.

El país ha registrado un promedio de más de 37,000 infecciones y 1,050 muertes por día durante la semana pasada.



Source link