Ir al contenido

Nueva ronda de restricciones para los palestinos afectados financieramente a medida que las infecciones por COVID-19 vuelven a aumentar


Hombres palestinos caminan frente a tiendas cerradas en la ciudad ocupada de Ramallah, en Cisjordania, el 13 de julio de 2020, en medio de la nueva crisis pandémica de coronavirus. – AFP / Archivos

RAMALLAH: Para los palestinos ya afectados financieramente por la pandemia del coronavirus, una nueva ronda de restricciones se ha sumado a sus problemas a medida que las infecciones en la Cisjordania ocupada aumentan nuevamente.

Cuando la Autoridad Palestina decretó el nuevo cierre de 14 días el domingo, algunos empresarios salieron a las calles de Hebrón, la ciudad con la tasa de infección más alta del territorio, desafiando el toque de queda.

Al día siguiente, en Ramallah, donde se encuentra la Autoridad Palestina, unos 50 comerciantes se manifestaron para expresar su ira y exigir la reapertura de sus tiendas, algunas de las cuales habían estado cerradas durante días antes de que el toque de queda entrara en vigencia.

Previamente habían sufrido un bloqueo durante varias semanas, impuesto al comienzo del brote de COVID-19.

“Quienes piden a las personas que se queden en sus casas deben atender sus necesidades”, dijo Mohammed Nasr, dueño de una tienda de comestibles en el centro de Ramallah.

“No solo estamos pidiendo la apertura de tiendas, estamos pidiendo un retorno a la vida normal y la capacidad de moverse”.

Sin eso, dijo, “no tenemos clientes”.

La Autoridad Palestina comenzó a facilitar una primera ronda de medidas de bloqueo en mayo, pero desde entonces ha registrado un aumento de nuevas infecciones.

Las autoridades han atribuido esto a las personas que no observan el distanciamiento social y no viajan, principalmente de los trabajadores, entre Cisjordania e Israel, donde las infecciones también han aumentado.

El ministerio de salud palestino, en su actualización diaria del miércoles, informó un total de 6,992 infecciones confirmadas y 43 muertes en Cisjordania.

Más noticias en la Web  Américas: El uso 'inteligente' de pruebas rápidas es crítico en medio del aumento de COVID |

Eso se compara con unas 2.680 infecciones y siete muertes al 7 de julio.

Por lo tanto, la Autoridad Palestina decidió el domingo extender el cierre de Cisjordania vigente desde el 5 de julio, para permitir que solo las farmacias, panaderías y supermercados permanezcan abiertos.

También impuso un toque de queda nocturno y de fin de semana durante dos semanas.

Enfrentando una reacción pública, los gobernadores regionales han emitido fallos que contradicen los de Ramallah, permitiendo que algunas tiendas permanezcan abiertas.

Al ver la necesidad de recortar un poco, el lunes por la noche, la Autoridad Palestina autorizó a las pequeñas empresas a permanecer abiertas, sujetas al distanciamiento social y al uso de máscaras faciales.

Cofres vacíos

“El coronavirus llega en un momento crítico para la Autoridad Palestina, debido a su decisión de detener la cooperación con Israel”, dijo el analista político Abdelmajid Sweilem.

La Autoridad Palestina decidió a fines de mayo suspender toda cooperación con el estado judío sobre el plan de este último para anexar partes de Cisjordania, bajo la ocupación israelí desde 1967.

La medida golpeó los ingresos de la Autoridad Palestina: se supone que Israel recaudará y transferirá a los palestinos aproximadamente 687 millones de shekels ($ 200 millones) al mes en IVA y derechos de aduana aplicados a productos importados por palestinos a través de puntos de entrada controlados por Israel.

La medida golpeó los ingresos de la Autoridad Palestina: se supone que Israel recaudará y transferirá a los palestinos aproximadamente 687 millones de shekels ($ 200 millones) al mes en IVA y derechos de aduana aplicados a productos importados por palestinos a través de puntos de entrada controlados por Israel.

Más noticias en la Web  16 muertos en inundaciones repentinas en el lugar de peregrinación de IoJK

“Nos enfrentamos a una amenaza real para la salud”, dijo el portavoz del gobierno, Ibrahim Melhem, e insistió en que “a pesar de los desafíos políticos y económicos, estamos haciendo todo lo posible para enfrentar la pandemia”.

El déficit mensual de la AP se estima actualmente en 350 millones de shekels.

“En un mes, la autoridad logra obtener solo 300 millones de shekels, lo que no cubre sus gastos”, dijo el analista económico Nasr Abdel Karim.

Solo los salarios de los funcionarios públicos cuestan hasta 750 millones de shekels.

En los últimos tres meses, la Autoridad Palestina ha pagado a sus 177,000 empleados funcionarios solo parcialmente o nada.

A principios de junio, el Banco Mundial advirtió que la tasa de pobreza de Cisjordania (14 por ciento) podría duplicarse debido a la pandemia y que su presupuesto debería reducirse en alrededor de $ 1.5 mil millones de dólares este año.

Sin embargo, algunos analistas dudan que revierta su decisión de evitar el contacto con Israel.

“Creo que la Autoridad Palestina preferiría desmoronarse antes que reanudar la cooperación”, dijo Sweilem.



Source link