lun. May 20th, 2024



Aunque demasiadas niñas y mujeres continúan muriendo y enfrentan las repercusiones a corto y largo plazo de los abortos inseguros, sigue siendo escasa la información que podría salvar vidas sobre cómo recibir atención de calidad para las complicaciones relacionadas con el aborto.

Para abordar esta brecha, el sistema de las Naciones Unidas para la investigación de la reproducción humana, HRP, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus socios, publicaron nuevos datos sobre el tema en la última edición del International Journal of Gynecology and Obstetrics.

Fortalecimiento de la investigación

La encuesta multipaís sobre el aborto (MCS-A) de la OMS y el HRP recopiló evidencia sobre la prestación, la experiencia y la calidad de la atención, con base en un estudio realizado en 17 países de las regiones de África, América Latina y el Caribe.

Y en un suplemento especial, destaca el trabajo que cubre 11 países del África subsahariana.

“Este suplemento muestra cuánto nos queda por recorrer para garantizar una atención postaborto de calidad y respetuosa para todos; también demuestra cuánto podemos aprender cuando nos comprometemos a trabajar juntos”, dijo Özge Tunçalp, oficial médico de la OMS y HRP.

“En 11 países, se ha adquirido conocimiento y se ha fortalecido la capacidad de investigación”.

Elevando los estándares

Para garantizar la salud y el bienestar de las niñas y mujeres que enfrentan complicaciones relacionadas con el aborto, es crucial comprender qué funciona en su atención y manejo clínico.

Además de proporcionar esto, los artículos recientemente publicados también exploran las experiencias de adolescentes y mujeres al acceder a apoyo en entornos inseguros.

Una comunidad de investigación más fuerte es más capaz de escuchar, hacer y responder preguntas., trabajando juntos por un futuro en el que todas las mujeres y niñas alcancen el más alto nivel de salud y derechos sexuales y reproductivos”, dijo la Dra. Tunçalp.

Salvaguardar la autonomía corporal

A través del estudio multinacional sobre el aborto de la OMS y el HRP, se recopilaron datos sobre más de 23.000 mujeres que acudían a los establecimientos de salud con complicaciones relacionadas con el aborto.

Si bien la mayoría tuvo complicaciones leves o moderadas relacionadas con el aborto, hubo muchas que tuvieron dificultades graves o incluso potencialmente mortales, particularmente en el África subsahariana.

Un enfoque integral del aborto y la atención posterior al aborto incluye atención clínica, autocuidado, tareas compartidas para brindar atención y marcos legales que respalden los sistemas de salud..

Todos estos son fundamentales para brindar atención de alta calidad, que también incorpora el acceso a una variedad de opciones anticonceptivas asequibles y aceptables, clave para salvaguardar los derechos humanos a la salud y la autonomía corporal.

Los documentos del suplemento muestran que los países deben actuar con rapidez para garantizar que los proveedores y sistemas de atención médica puedan mejorar el estándar de atención de calidad para niñas y mujeres.

Africa Sub-sahariana

Un editorial que forma parte del estudio destaca acciones importantes que los tomadores de decisiones en la región de África subsahariana pueden tomar para marcar la diferencia, como aumentar el acceso a servicios de aborto de alta calidad en todos los niveles de atención médica.

Otros pasos incluyen mejorar la calidad de la atención posterior al aborto basada en evidencia en la que los proveedores de atención médica utilizan prácticas recomendadas; auditar la disponibilidad de equipos y suministros; y realizar auditorías clínicas para comprender mejor por qué surgen las complicaciones de salud.

También se recomienda identificar y utilizar intervenciones que van más allá del sistema de salud, como abordar las creencias dañinas de los proveedores de atención médica; reconocer y abordar las limitaciones de los sistemas de salud; y garantizar que las niñas y las mujeres estén empoderadas.

‘Importante paso adelante’

“Aunque todavía enfrentamos muchos desafíos y obstáculos para garantizar el acceso al aborto y la atención posterior al aborto de alta calidad para todas las mujeres, creemos que esfuerzos como el MCS-A en África subsahariana y América Latina y el Caribe representan un importante paso adelante”, dijeron Seni Kouanda y Zahida Qureshi, autoras del editorial del suplemento.

También compartieron sus esperanzas de que el trabajo presentado a lo largo del suplemento “ayudará a inspirar innovaciones y conocimientos para ayudar a cumplir los derechos reproductivos de las mujeres”.



Fuente de la Noticia