Ir al contenido

República Democrática del Congo: Denuncias de abuso en medio del brote de ébola “una traición repugnante a las personas a las que servimos” |



Un panel independiente encargado por la OMS identificó más de 80 presuntos casos de abuso durante el brote, incluidas acusaciones que implicaban a 20 miembros del personal de la OMS.

La publicación de los hallazgos representó un “día oscuro para la OMS”, dijo Tedros, y agregó que también fue una traición a “nuestros colegas que se pusieron en peligro para servir a los demás”.

Lanzamiento de la consulta

La investigación independiente sobre el décimo brote de ébola en la República Democrática del Congo comenzó en las provincias de Kivu del Norte e Ituri en octubre de 2020.

La epidemia fue declarada terminada el 25 de junio de ese año, luego de persistir durante casi dos años en una zona de conflicto activo. Provocó 2.300 muertes y fue declarado el segundo brote más grande del mundo del virus mortal y altamente transmisible registrado.

Abortos forzados

Malick Coulibaly, miembro del panel, dijo durante una sesión informativa sobre el informe de 35 páginas, que la comisión entrevistó a decenas de mujeres a las que se les ofreció trabajo a cambio de sexo.

También entrevistaron a algunas de las que fueron presuntas víctimas de violación, y se identificaron nueve de esos casos.

Más noticias en la Web  Tribunal de la junta de Myanmar encarcela a Suu Kyi durante 5 años por corrupción

Las mujeres entrevistadas dijeron que los perpetradores no usaron ningún método anticonceptivo, lo que resultó en algunos embarazos. Algunas de las víctimas dijeron que los hombres que las habían abusado las obligaron a abortar, agregó Coulibaly.

Perpetradores

El equipo de revisión identificó a 83 presuntos autores, tanto congoleños como extranjeros.

En 21 casos, pudo establecer con certeza que los presuntos autores eran empleados de la OMS. La mayoría de los presuntos abusadores eran personal congoleño, contratado de forma temporal.

Se les acusa de aprovecharse de su autoridad para obtener favores sexuales, según el informe.

El director regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti, dijo que la agencia estaba “conmovida, horrorizada y desconsolada” por los resultados de la investigación.

Una ‘percepción de impunidad’

El informe de 35 páginas afirma que “la magnitud de los incidentes de explotación y abusos sexuales contribuyó a aumentar la vulnerabilidad de las presuntas víctimas”, que “no recibieron el apoyo y la asistencia necesarios para vivir experiencias tan degradantes”.

Se encontró capacitación tardía del personal para prevenir el abuso o la explotación sexual, así como la negativa de los administradores a considerar los informes verbales y otras “fallas estructurales”, en nueve ciudades o aldeas distintas de la región.

Los investigadores subrayaron una “percepción de impunidad del personal de la institución por parte de las presuntas víctimas”.

Necesito ‘reconstruir la confianza’

El jefe de la OMS, Tedros, dijo que habría “consecuencias graves” para los perpetradores y que todos los líderes serían “responsables de la inacción”.

Al disculparse por el “sufrimiento continuo” de las víctimas, dijo que era muy consciente de la “necesidad de reconstruir la confianza”.

Más noticias en la Web  Rampant Omicron establece nuevos récords de COVID-19 en EE. UU., Reino Unido y Francia

Pero “al arrojar luz sobre las fallas de las personas y de la Organización, esperamos que las víctimas sientan que sus voces han sido escuchadas y se ha actuado en consecuencia”, agregó.





Fuente de la Noticia